¿Somos malas personas los que no creemos en ninguna religión y no nos afiliamos a la creencia de Dios u otras deidades?

En países donde dominan las religiones abrahámicas, así como probablemente otras religiones, se ve el aspecto de la irreligiosidad como un gran defecto. En Puerto Rico, Estados Unidos y cientos de países se consideran a los no-cristianos, no-musulmanes y no-creyentes en general como personas frustradas, amargadas y especialmente rebeldes. Si es cierto que algunas personas que se consideran ateas no demuestran ser felices, la realidad es que nada tiene que ver la falta o presencia de una religión para un estado de felicidad; lo que sí hay que aceptar y esto pues ha sido demostrado en varios estudios es que en muchas personas la creencia en religiones ofrece un sentido de tranquilidad o satisfacción, pero esto no implica o significa que sea evidencia de la existencia del elemento al que sirve dichareligión. Y no podemos tampoco olvidar que a pesar de esto, la religión también ha sido un tema de gran controversia al punto de causar genocidios a lo largo de la historia, pues cuando se lleva la religión a un plano donde se quiere convertir en un estándar donde todos tienen que seguir sus preceptos se convierte en un grave mal social.

 

Hemos visto todos los males del fanatismo religioso, y los seguimos viendo porque prevalece la mentalidad absurda de que las personas que son buenas y gentiles tienen que creer en Dios, entiéndase Jehová. En nuestra isla el estándar de los que no-creyentes en Jehová es negativo, tanto que ahora mismo un ateo no puede ser alcalde, gobernador o jefe de ninguna agencia pública (al menos no de forma abierta). Eso aun cuando se supone que la Constitución nos hace un estado laico; no ser cristiano en la isla es algo que se ve como sumamente ofensivo y extraño, y no ayuda tampoco a que no se vea así el que dentro de la poca cantidad de no-cristianos existente hay mucha división y algunas personas presentan actitudes militantes que no ayudan en nada a atacar ese estereotipo. En cierto punto, hay un sector ateo y no-creyente que sí luce rebelde, y sin intención lo que hace es fortalecer y consolidar el estereotipo de que los no creyentes en Jehová no somos buenas personas.

 

¿Somos buenos o no?

 

En mi experiencia personal cuando fui cristiano este fue uno de los peores errores de mi vida: pensar que había que ser cristiano para ser una persona decente y con valores. Durante toda mi vida me rodeé de personas que aparentaban ser gente decente solo porque asistían a la iglesia y como es lo que vi pues fue lo que practqué hasta que llegó el momento de descubrir la vida real ya entrado en la adultez. Los chismes, las traiciones y la falsedad imperaban en ese entonces pero yo estaba muy ciego. Rechacé amistades “mundanas”, me oponía a ir a discotecas, creía que beber era malo, y obviamente era homofóbico como lo son todos los fundamentalistas en general. Yo era fundamentalista, por eso es que hoy día soy enemigo de éstos; viví engañado por ellos por más de 2 décadas y ahora siento que debo subsanar el error alejando a otros, especialmente a los que tienen dudas, de este error de pensar que hay que ser cristiano para ser bueno.

 

Empecemos por entender que la bondad del ser humano no depende de presencia o ausencia de religiones; hay gente religiosa que es buena y que no necesariamente se escudan en la religión para tratar de ser decentes. Pero sí he notado que por lo general, el sector fundamentalista se compone de gente con serios problemas mentales que se traducen en mentalidades esclavistas, perversas, maquiavélicas, oportunistas y mentirosas. La razón para lo “alborotoso” de este sector es porque tratan de cubrir o tapar las malas costumbres que AÚN tienen, que pueden ir desde lo leve hasta cosas tan perversas como lo es matar gente, violar niños o incurrir en algún tipo de conducta petrificantemente mala en su máximo nivel. Es por esto que es tan común leer de casos de pederastía en las iglesias, alrededor del mundo, o vemos costumbres tan espantosas que van desde las muertes horrendas que se hacen por religión en las regiones arábicas como quemar viva a la gente o degollarlas frente a una cámara. El fundamentalismo es algo espantoso porque se usa para justificar o camuflajear conductas terribles y quienes se consideran que agradan a un ser científicamente no probado haciendo cosas como éstas definitiva e inequívocamente no están bien de la cabeza.

Mientras todo sigue sucediendo, la mayoría de los creyentes siguen dejándose llevar por simples estereotipos para juzgar quien es bueno y quien es malo. Por lo general cuando alguien ve a una persona vestida con ropa oscura, labios y uñas pintados de negro, un arete en la boca, cejas de “demonio”, y ropa de Metallica o Black Sabbath y tatuajes, la impresión es “ese sirve a Satán”. Esto hace que la inmediata reacción sea una de rechazo; mientras, cuando vemos a una persona bien elegante con una biblia debajo de la axila, “ese es hombre o una mujer de Dios”. No importa ver como muchos tienen un contundente negociazo con iglesias que recaudan cada domingo más de 100,000 dólares en diezmos, o cuantos pastores y sacerdotes sean encontrados culpables por perversión de menores, el estereotipo del “hombre de Dios” es que es santo y es incapaz de hacer algo malo mientras que el gótico, emo y rebelde que seguramente nunca ha hecho nada malo y simplemente se viste así ya sea porque le gusta o es su forma de expresar que quiere ser diferente y quiere ser aceptadoes “malo” y hay que alejarse de él o ella porque es peligroso.

 

Hemos hecho de nuestra sociedad, gracias a los estereotipos, una sumamente prejuiciosa y por esto hemos rechazado personas que posiblemente valen la pena por otras que nos traicionan y usan una y otra vez. Todo es apariencia. Y claro: esto no significa que esté bien irse al extremo y pensar ahora que todos los cristianos son malos o que todos los rebeldes son buenos. Muchos de los crímenes más terribles que han ocurrido en Estados Unidos han sido perpretados por personas que nunca tuvieron expediente criminal y sencillamente un día su decepción con la sociedad que los margina es tanta que sencillamente pierden control de sus emociones e incurren en este tipo de actos. Tristemente, estos casos sumamente aislados- mucho más aislados que los casos de religiosos envueltos en perversión de menores por ejemplo- causan más estereotipos contra la gente que no sigue la norma social porque alimenta el estereotipo presente, mientras que las personas religiosas como no tienen ese estereotipo pues genera de forma muy lenta la conciencia de entender que el ser religioso no te hace ser confiable.

 

Un verdadero ateo no pierde su tiempo atacando cosas que no tienen esencia propia. Esta es mi opinión. Poner imágenes de “blasfemia”, o herejía; o estar expresándose con “es que los cristianos son esto o lo otro”, no ayuda en lo absoluto, o sea ni una onza, a hacer que cambie el estereotipo contra la comunidad no-creyente. El uso del artículo los implica absolutez, una generalización que no acepta excepciones, y cuando usamos completo los cristianos para hablar de forma negativa, no solo erran y caen en lo mismo que tratan de criticar de un sector fundamentalista sino que desagradan a personas que tienen la misma postura ateísta o no-creyente. 

 

Los cristianos son personas que simple y sencillamente creen en la religión cristiana. No entra en esto el que sean falsos, hipócritas, charlatanes, o cualquier otro insulto que les podamos aplicar a los fundamentalistas cristianos. Algunos cristianos son fundamentalistas, pero otros no lo son.

 

¿Somos los no-creyentes personas malas? Claro que no. Creer que hay que creer en algo sobrenatural para ser bueno es absurdo. Es como pensar que solamente puedehaber vehículos rojos. La existencia de cristianos malos debe ser suficiente prueba a los cristianos en general de que no todos son confiables y sinceros. Así mismo hay personas que sencillamente pueden ser decentes y productivos para la sociedad si creen solamente en lo que hay evidencia de que existe. Los valores y la moral no están ligados a ser creyente a una religión. La esencia del bien o del mal está en el carácter y personalidad de la persona junto con la forma de ser criada y su entorno. Si bien puedes tratar de que la religión ayude un poco a tener paz, eso no significa que tu esencia cambia y se transforma, porque si esto sucediera no existiesen las recaídas ni las apostasías. Si hay algo que sí hay presente- terriblemente- en muchos creyentes, incluídos todos los fundamentalistas, es la necesidad de vivir con miedo y terror, y muchas veces infundirlo. La miseria de la mente fundamentalista no admite que otras personas sean diferentes a ellos, y cuando no hay controles legales terminamos teniendo cosas como la Inquisición, las Cruzadas, ISIS, Boko Haram, etc.


Nosotros los no-creyentes no podemos darnos el “lujo” de caer en lo mismo que tratamos de criticar. Actitudes de intolerancia, arrogancia, prepotencia, “hay que pensar de esta manera porque si no tal cosa”, y lo he leído en posturas de ateos, agnósticos y minorías en general. Algo que veo mucho en la gente es la inaceptabilidad de la neutralidad: hay que inclinarse a una postura porque si no “eres tibio”, “no tienes dignidad”, “eres inestable”, etc. La neutralidad en casi todos los casos es la postura correcta porque es la que da el beneficio de la duda a posturas extremas. Si bien sabemos que el fundamentalismo religioso no tiene absolutamente nada de positivo y es un mal social probado en la historia de la humanidad, el otro extremo lo es también: si tenemos a un ateo que odia a todos los religiosos por igual y que no puede vivir sin promover el odio a la religión, esto puede ser peligroso porque existe algo que se llama libertad de pensamiento. Legalmente si usted quiere creer en Blanca Nieves y los Siete Enanos y quiera hacer una religión de este cuento de hadas, mientras usted se mantenga en un nivel moderado, no imponga su posición y funcione dentro de lo relativo de forma normal, es su derecho. Nada ganamos ridiculizándolo, aunque no dude que lo haremos si impone su creencia usando tácticas de miedo o terror como se hace con el fundamentalismo en el cristianismo y el Islam. Filosóficamente los no-creyentes podemos invertir mejor el tiempo de meditación “espiritual” en conocer cómo funciona el universo, y es lo que hacen muchos científicos. La parte activista contra lo religioso debe limitarse a la parte del fanatismo. Si se quiere ofrecer algún tipo de información buscando que las personas cuestionen sus creencias, la táctica no debe ser la burla, la mofa o métodos ofensivos. Podemos empezar con preguntas como qué hace una religión superior a otra y por qué el mundo es tan aleatorio como para pensar que hay un propósito o razón para lo que vemos. No hay que incurrir en poner imágenes de Jesús en forma despectiva u ofensiva; es inmaduro.

 

Los no-creyentes somos tan humanos como los creyentes, erramos igual, y tenemos en general los mismos resabios y las mismas virtudes. No necesariamente por ser no-creyentes todos somos más racionales. Pero podemos ser decentes, tener valores, principios- eso sí, no basados en libros sagrados sino en la razón y en la lógica.

¿Somos malas personas los que no creemos en ninguna religión y no nos afiliamos a la creencia de Dios u otras deidades?

En países donde dominan las religiones abrahámicas, así como probablemente otras religiones, se ve el aspecto de la irreligiosidad como un gran defecto. En Puerto Rico, Estados Unidos y cientos de países se consideran a los no-cristianos, no-musulmanes y no-creyentes en general como personas frustradas, amargadas y especialmente rebeldes. Si es cierto que algunas personas que se consideran ateas no demuestran ser felices, la realidad es que nada tiene que ver la falta o presencia de una religión para un estado de felicidad; lo que sí hay que aceptar y esto pues ha sido demostrado en varios estudios es que en muchas personas la creencia en religiones ofrece un sentido de tranquilidad o satisfacción, pero esto no implica o significa que sea evidencia de la existencia del elemento al que sirve dichareligión. Y no podemos tampoco olvidar que a pesar de esto, la religión también ha sido un tema de gran controversia al punto de causar genocidios a lo largo de la historia, pues cuando se lleva la religión a un plano donde se quiere convertir en un estándar donde todos tienen que seguir sus preceptos se convierte en un grave mal social.

 

Hemos visto todos los males del fanatismo religioso, y los seguimos viendo porque prevalece la mentalidad absurda de que las personas que son buenas y gentiles tienen que creer en Dios, entiéndase Jehová. En nuestra isla el estándar de los que no-creyentes en Jehová es negativo, tanto que ahora mismo un ateo no puede ser alcalde, gobernador o jefe de ninguna agencia pública (al menos no de forma abierta). Eso aun cuando se supone que la Constitución nos hace un estado laico; no ser cristiano en la isla es algo que se ve como sumamente ofensivo y extraño, y no ayuda tampoco a que no se vea así el que dentro de la poca cantidad de no-cristianos existente hay mucha división y algunas personas presentan actitudes militantes que no ayudan en nada a atacar ese estereotipo. En cierto punto, hay un sector ateo y no-creyente que sí luce rebelde, y sin intención lo que hace es fortalecer y consolidar el estereotipo de que los no creyentes en Jehová no somos buenas personas.

 

¿Somos buenos o no?

 

En mi experiencia personal cuando fui cristiano este fue uno de los peores errores de mi vida: pensar que había que ser cristiano para ser una persona decente y con valores. Durante toda mi vida me rodeé de personas que aparentaban ser gente decente solo porque asistían a la iglesia y como es lo que vi pues fue lo que practqué hasta que llegó el momento de descubrir la vida real ya entrado en la adultez. Los chismes, las traiciones y la falsedad imperaban en ese entonces pero yo estaba muy ciego. Rechacé amistades “mundanas”, me oponía a ir a discotecas, creía que beber era malo, y obviamente era homofóbico como lo son todos los fundamentalistas en general. Yo era fundamentalista, por eso es que hoy día soy enemigo de éstos; viví engañado por ellos por más de 2 décadas y ahora siento que debo subsanar el error alejando a otros, especialmente a los que tienen dudas, de este error de pensar que hay que ser cristiano para ser bueno.

 

Empecemos por entender que la bondad del ser humano no depende de presencia o ausencia de religiones; hay gente religiosa que es buena y que no necesariamente se escudan en la religión para tratar de ser decentes. Pero sí he notado que por lo general, el sector fundamentalista se compone de gente con serios problemas mentales que se traducen en mentalidades esclavistas, perversas, maquiavélicas, oportunistas y mentirosas. La razón para lo “alborotoso” de este sector es porque tratan de cubrir o tapar las malas costumbres que AÚN tienen, que pueden ir desde lo leve hasta cosas tan perversas como lo es matar gente, violar niños o incurrir en algún tipo de conducta petrificantemente mala en su máximo nivel. Es por esto que es tan común leer de casos de pederastía en las iglesias, alrededor del mundo, o vemos costumbres tan espantosas que van desde las muertes horrendas que se hacen por religión en las regiones arábicas como quemar viva a la gente o degollarlas frente a una cámara. El fundamentalismo es algo espantoso porque se usa para justificar o camuflajear conductas terribles y quienes se consideran que agradan a un ser científicamente no probado haciendo cosas como éstas definitiva e inequívocamente no están bien de la cabeza.

Mientras todo sigue sucediendo, la mayoría de los creyentes siguen dejándose llevar por simples estereotipos para juzgar quien es bueno y quien es malo. Por lo general cuando alguien ve a una persona vestida con ropa oscura, labios y uñas pintados de negro, un arete en la boca, cejas de “demonio”, y ropa de Metallica o Black Sabbath y tatuajes, la impresión es “ese sirve a Satán”. Esto hace que la inmediata reacción sea una de rechazo; mientras, cuando vemos a una persona bien elegante con una biblia debajo de la axila, “ese es hombre o una mujer de Dios”. No importa ver como muchos tienen un contundente negociazo con iglesias que recaudan cada domingo más de 100,000 dólares en diezmos, o cuantos pastores y sacerdotes sean encontrados culpables por perversión de menores, el estereotipo del “hombre de Dios” es que es santo y es incapaz de hacer algo malo mientras que el gótico, emo y rebelde que seguramente nunca ha hecho nada malo y simplemente se viste así ya sea porque le gusta o es su forma de expresar que quiere ser diferente y quiere ser aceptadoes “malo” y hay que alejarse de él o ella porque es peligroso.

 

Hemos hecho de nuestra sociedad, gracias a los estereotipos, una sumamente prejuiciosa y por esto hemos rechazado personas que posiblemente valen la pena por otras que nos traicionan y usan una y otra vez. Todo es apariencia. Y claro: esto no significa que esté bien irse al extremo y pensar ahora que todos los cristianos son malos o que todos los rebeldes son buenos. Muchos de los crímenes más terribles que han ocurrido en Estados Unidos han sido perpretados por personas que nunca tuvieron expediente criminal y sencillamente un día su decepción con la sociedad que los margina es tanta que sencillamente pierden control de sus emociones e incurren en este tipo de actos. Tristemente, estos casos sumamente aislados- mucho más aislados que los casos de religiosos envueltos en perversión de menores por ejemplo- causan más estereotipos contra la gente que no sigue la norma social porque alimenta el estereotipo presente, mientras que las personas religiosas como no tienen ese estereotipo pues genera de forma muy lenta la conciencia de entender que el ser religioso no te hace ser confiable.

 

Un verdadero ateo no pierde su tiempo atacando cosas que no tienen esencia propia. Esta es mi opinión. Poner imágenes de “blasfemia”, o herejía; o estar expresándose con “es que los cristianos son esto o lo otro”, no ayuda en lo absoluto, o sea ni una onza, a hacer que cambie el estereotipo contra la comunidad no-creyente. El uso del artículo los implica absolutez, una generalización que no acepta excepciones, y cuando usamos completo los cristianos para hablar de forma negativa, no solo erran y caen en lo mismo que tratan de criticar de un sector fundamentalista sino que desagradan a personas que tienen la misma postura ateísta o no-creyente. 

 

Los cristianos son personas que simple y sencillamente creen en la religión cristiana. No entra en esto el que sean falsos, hipócritas, charlatanes, o cualquier otro insulto que les podamos aplicar a los fundamentalistas cristianos. Algunos cristianos son fundamentalistas, pero otros no lo son.

 

¿Somos los no-creyentes personas malas? Claro que no. Creer que hay que creer en algo sobrenatural para ser bueno es absurdo. Es como pensar que solamente puedehaber vehículos rojos. La existencia de cristianos malos debe ser suficiente prueba a los cristianos en general de que no todos son confiables y sinceros. Así mismo hay personas que sencillamente pueden ser decentes y productivos para la sociedad si creen solamente en lo que hay evidencia de que existe. Los valores y la moral no están ligados a ser creyente a una religión. La esencia del bien o del mal está en el carácter y personalidad de la persona junto con la forma de ser criada y su entorno. Si bien puedes tratar de que la religión ayude un poco a tener paz, eso no significa que tu esencia cambia y se transforma, porque si esto sucediera no existiesen las recaídas ni las apostasías. Si hay algo que sí hay presente- terriblemente- en muchos creyentes, incluídos todos los fundamentalistas, es la necesidad de vivir con miedo y terror, y muchas veces infundirlo. La miseria de la mente fundamentalista no admite que otras personas sean diferentes a ellos, y cuando no hay controles legales terminamos teniendo cosas como la Inquisición, las Cruzadas, ISIS, Boko Haram, etc.


Nosotros los no-creyentes no podemos darnos el “lujo” de caer en lo mismo que tratamos de criticar. Actitudes de intolerancia, arrogancia, prepotencia, “hay que pensar de esta manera porque si no tal cosa”, y lo he leído en posturas de ateos, agnósticos y minorías en general. Algo que veo mucho en la gente es la inaceptabilidad de la neutralidad: hay que inclinarse a una postura porque si no “eres tibio”, “no tienes dignidad”, “eres inestable”, etc. La neutralidad en casi todos los casos es la postura correcta porque es la que da el beneficio de la duda a posturas extremas. Si bien sabemos que el fundamentalismo religioso no tiene absolutamente nada de positivo y es un mal social probado en la historia de la humanidad, el otro extremo lo es también: si tenemos a un ateo que odia a todos los religiosos por igual y que no puede vivir sin promover el odio a la religión, esto puede ser peligroso porque existe algo que se llama libertad de pensamiento. Legalmente si usted quiere creer en Blanca Nieves y los Siete Enanos y quiera hacer una religión de este cuento de hadas, mientras usted se mantenga en un nivel moderado, no imponga su posición y funcione dentro de lo relativo de forma normal, es su derecho. Nada ganamos ridiculizándolo, aunque no dude que lo haremos si impone su creencia usando tácticas de miedo o terror como se hace con el fundamentalismo en el cristianismo y el Islam. Filosóficamente los no-creyentes podemos invertir mejor el tiempo de meditación “espiritual” en conocer cómo funciona el universo, y es lo que hacen muchos científicos. La parte activista contra lo religioso debe limitarse a la parte del fanatismo. Si se quiere ofrecer algún tipo de información buscando que las personas cuestionen sus creencias, la táctica no debe ser la burla, la mofa o métodos ofensivos. Podemos empezar con preguntas como qué hace una religión superior a otra y por qué el mundo es tan aleatorio como para pensar que hay un propósito o razón para lo que vemos. No hay que incurrir en poner imágenes de Jesús en forma despectiva u ofensiva; es inmaduro.

 

Los no-creyentes somos tan humanos como los creyentes, erramos igual, y tenemos en general los mismos resabios y las mismas virtudes. No necesariamente por ser no-creyentes todos somos más racionales. Pero podemos ser decentes, tener valores, principios- eso sí, no basados en libros sagrados sino en la razón y en la lógica.

El universo: ¿Realmente comenzó y si es así, cómo fue? Una mirada al deísmo y panteísmo

Si existe un tema del cual no podemos tener ningún tipo de opinión o información satisfactoria, es del universo. Su complejidad, su comportamiento, su diversidad y el hecho de que se siguen encontrando cosas nuevas sobre éste, tanto a nivel de lo local (nuestro planeta) como lo espacial y cósmico (el entorno completo que se denomina universo observable), lo hace muy interesante y es principalmente en esto en que las diferentes filosofías y líneas de pensamiento tienden a tener, todas, alguna forma de desacuerdo y a veces, fricciones irreconciliables.

 

Podemos resumir todas las líneas de pensamiento dentro de cinco planos generales:

1. Teísmo
2. Panteísmo
3. Deísmo
4. Ateísmo
5. Agnosticismo


El misterio del origen, si alguno, del universo, no puede ser explicado de forma concreta y seguro por ninguna de las líneas (aunque el agnosticismo por definición no desea hacerlo). Por lo tanto, cada una adopta una posición teórica, y una vez esa posición se desarrolla, se puede adoptar en un forma de categoría dentro de cada línea de pensamiento.

 

Ya he hablado suficiente de ateísmo y teísmo en otros artículos, pero como voy a hablar del tema del universo y sus misterios en este artículo es necesario recordar que las posturas de ambas se amparan en opiniones, y por lo tanto no son indebatibles. No son leyes matemáticas donde no hay lugar para la diversidad de opiniones. ¿Cómo podemos explicar la existencia del universo? ¿De dónde salió esa singularidad en el cosmos del vacío absoluto que resultó en la gran explosión que dio forma al universo observable? ¿Realmente salió o siempre estuvo ahí?

 

El humano “regular” es criado con la idea de que todo tiene un origen y casi siempre, una razón. El universo no es la excepción en las líneas de pensamiento teísta, deísta y panteísta. En el teísmo y deísmo, un ente sobrenatural lo creó, mientras que en el panteísmo, básicamente, se creó solo. El ateísmo y el agnosticismo niega o se abstiene respectivamente de dar una explicación concreta, aunque muchos ateos sencillamente toman una postura cuasi-panteísta: se creó a sí mismo de la nada, aunque en el caso del ateo, no le otorga ninguna capacidad propia.

 

Démonos cuenta de que haberse creado algo de la nada, si no se trata de algo sobrenatural, viola las leyes de la física en todas sus formas, lo cual la teoría es imposible dentro del espacio normal/tridimensional al que pertenecemos. Yo en lo personal como agnóstico no tomo posturas de preferencia absoluta sobre la teoría de que se creara por sí mismo o algo/alguien lo creara: es aquí, de hecho, donde radica mi agnosticismo. Analicemos por qué ambas son posiciones entendibles, aunque algunas personas prefieran adoptar una sobre la otra.

 

1. Deísmo

 

Contrario al teísmo, en el deísmo existe un “Creador”, pero este creador no está definido, no interviene con lo que crea una vez cumple con la creación y muy posiblemente no tiene la capacidad de omnipresencia, omnisciencia oomnipotencia que define a las deidades del teísmo (incluyendo obviamente las religiones). El deísmo no es una postura muy aceptada porque carece del ingrediente que agrada a la gente: la fantasía. En el deísmo la deidad no contesta oraciones, no responde a plegarias, no crea con intención de intervenir y no premia o castiga, simplemente crea y existe y ya. 

 

Esta postura a la hora de explicar el origen del universo resulta algo parecida a la próxima que voy a explicar: el panteísmo. Pero no hace mucho sentido en mi opinión personal porque habría que tener alguna forma de evidencia de que hay algo aparte del cosmos que lo creó y dicha evidencia no tiene cara de existir nunca porque una vez algo es evidente en nuestro conocimiento, ya forma parte del cosmos y convertiría a esa deidad aparte en una deidad integrada al cosmos, o sea una deidad panteísta.

 

2. Panteísmo

 

Hay dos formas de panteísmo- una que combina teísmo con cosmos (Jehová o Alá, etc. son iguales al universo, probablemente esta fue la postura que tuvo Newton, quien NO era ateo o agnóstico como la mayoría de los demás científicos conocidos), y la otra es simplemente una postura que combina deísmo con cosmos; esta es la que se conoce como “Dios de Spinoza” quien fue el primero en perseguir esta idea, y fue adoptada por el prominente científico Albert Einstein. El panteísmo deísta no tiene evidencia al igual que el deísmo puro, pero sería más lógico pensar que el cosmos tiene alguna forma de capacidad de formación propia que algo aparte lo crease y no interviniese con él. 

 

En el panteísmo deísta, posiblemente estamos hablando de que en un momento dado, alguna forma de singularidad localizada en el vacío absoluto “decidió” cambiar. Vamos a pensar un momento: si tenemos un punto (dot) en un lugar totalmente vacío, donde solo hay la nada, o sea no hay nada, absolutamente nada; y este punto de repente comienza a tomar forma, a crecer, a expandirse… ¿qué lo provocó? En esta pregunta generalmente los teístas, deístas y panteístas tienen un punto a su favor ante la posibilidad dela participación de algo sobrenatural. De otra manera, lo único razonable que queda, dentro de nuestra capacidad de pensar, es que el universo nunca haya tenido un estado de ser “fijo” y mucho menos se creara; o sea, un universo que va desde un tamaño de 0.0…01 (… implica infinito) a infinito. Nunca tuvo un tamaño de 0. ¿Cuál es el problema sobre la creencia en lo sobrenatural?

 

Lamentablemente, en estos momentos, no existe alguna evidencia que apunte a que existe algo sobrenatural. Como dije horita, el problema es que una vez algo sobrenatural entra al campo de la ciencia, de lo empírico, deja de ser sobrenatural y se convierte en parte integrada el cosmos. En otras palabras, la ciencia nunca podrá probar lo sobrenatural. Esto no significa que necesariamente lo sobrenatural no existe, simplemente que no hay forma de que nuestra capacidad pueda, jamás, descubrir lo sobrenatural. Una vez lo “descubre” de forma medible, deja de serlo. Por lo tanto, una deidad panteísta no es una deidad sobrenatural; como parte integrada del universo, es natural; el problema estriba en llamarlo deidad, lo cual casi siempre se asocia a lo sobrenatural (dioses).  


Si el cosmos siempre ha existido y ha ido de infinitamente pequeño a infinitamente grande “alrededor” del vacío absoluto (i.e. nada), ¿por qué? El ateísmo casi siempre quiere negar la posibilidad de una deidad envuelta- ya sea deísta o teísta. Se conforma o prefiere, por el momento, quedarse en el “no sé”, lo cual es respetable y entendible y de hecho, yo asumo esa postura como agnóstico. Pero no podemos criticar a una persona creyente en lo sobrenatural por querer creer que algo sobrenatural estuvo envuelto- porque su posición es entendible y respetable. En lo que yo discrepo brutalmente es que en esa postura se quiera adjudicar a un dios local, en Puerto Rico el dios cristiano- Jehová o Dios (con mayúscula). Introducimos una postura que depende 100% de donde naciste o como te criaste en lugar de una que de espacio al beneficio de la duda. El ateísmo militante también falla en el sentido de “asegurar” que nada sobrenatural tomó participación en la creación o formación del cosmos.

 

Yo no soy agnóstico entre ateísmo y teísmo. Soy 100% ateo con respecto a las religiones locales (y locales me refiero a las religiones del planeta Tierra y cualquier planeta con seres que tengan posturas teístas). Soy agnóstico en el sentido de que no puedo asegurar la inexistencia de lo sobrenatural así de la existencia de éste. No sé si lo que somos es debido a un proceso que va desde el infinito inicial al infinito final, por sí mismo, o si algo participó o lo dio forma desde una dimensión diferente al cosmos que vivimos. Es un tema muy complejo el cual la mayoría de la gente común y corriente no entiende y tampoco le interesa porque está más satisfecha con la explicación de sus religiones de su predilección- a lo cual tienen derecho. Hasta aquí es mi límite de respeto, ya cuando se entra en la imposición de ideas teístas (i.e. fundamentalismo) entonces es que me pongo bravo.

La sangre de ISIS que corre por las venas de todos los fanáticos religiosos

En Puerto Rico en estos últimos días hemos estado viendo como la derecha conservadora fundamentalista ha expresado su fuerte oposición a medidas de beneficio social como lo son la perspectiva de género, la eutanasia y los derechos de los homosexuales, entre otras cosas. Pero lo más reciente y que es alarmante es cómo este sector se ha enfurecido aún más con el sector de personas seculares y ateístas.
El pasado viernes 20 de febrero de 2015, la activista atea Shirley Rivera, de Ateístas de Puerto Rico y ex-miembro de la facultad de la organización de Humanistas Seculares de Puerto Rico, participó en el programa del también ateo Rubén Sánchez, quien trabaja en Univisión y WKAQ, en la que se expresó de forma militante contra la manera en que los religiosos resuelven los problemas que presenta la vida y se refirió al dios cristiano, Jehová, como “amigo imaginario”. Ya yo en un video di mi opinión ante dicha entrevista (lo pueden buscar en YouTube), por lo que aquí me voy a enfocar en el contenido de los comentarios de personas que se denominan cristianas, pero que claramente son del sector fundamentalista; y no solo en el post en Facebook de la página del programa sobre esta entrevista sino también en posts relacionados a la convención de American Atheists regional que se celebrará este año en San Juan.
Es común que el sector fundamentalista suela ser homofóbico y muy militante en contra de los derechos gays y hay personas que incluso han expresado cosas que aparentemente abogan por la muerte de homosexuales; yo personalmente he reportado varios comentarios en Facebook de ésta índole sin que la red tome medidas al respecto. Primera Hora, como dije hace varios meses, me expulsó de participar en su página de Facebook luego de que en un comentario cuestionara la religiosidad de personas que se burlaron del niño bailarín inglés que estuvo activo para ese entonces a la vez que le agradecían a su dios porque supuestamente desvió al potente huracán Gonzalo de la isla (aunque otros huracanes y tifones han embestido a otros países, aparentemente ese dios no los quiere tanto como a los puertorriqueños a mi entender según este sector, pero eso pues es otra cosa). Pero en cuanto a ateos, este sector fundamentalista cristiano últimamente ha demostrado ser potencialmente peligroso.
No cabe duda que el fanatismo religioso, sin importar a que religión se refiera, promueve mentalidades terroristas y por ende, peligrosas y hasta mortales. Muchas personas cristianas juran que grupos como el Estado Islámico de Siria e Irak (conocida en inglés como ISIS) no es posible que surjan dentro del cristianismo; que la religión cristiana no permite el tipo de atrocidades que comete este ya conocido grupo que opera prácticamente a nivel mundial pero se concentra en el mundo árabe, especialmente el Levante y Siria. Nada más falso que ello.
Comentarios que han abogado por abofetear, golpear, e incluso matar a ateos han abundando en las redes sociales sobre el tema del ateísmo en las principales páginas en Puerto Rico. Mujeres (quienes son inferiores a los hombres según la biblia) han sido sumamente explosivas en contra del ateísmo, defendiendo una religión que les guste o no aceptarlo, las pone como menos, invitando a la compañera atea a que se convierta o que irá al infierno e incluso diciéndole que si la ven la van a agredir. Un varón también expresó en las redes que “pondría una bomba” en la convención atea. ¿Ven las semejanzas de mentalidad entre grupos terroristas como ISIS y algunos “cristianos” en Puerto Rico?
La comunidad cristiana obviamente no toda está en favor de este tipo de comportamiento totalmente errático y desquiciado, y la comunidad moderada ha sido muy fuerte en contra de la actitud fundamentalista que últimamente está molestando mucho en nuestra isla. Los que sabemos cuál es la verdadera agenda de personas que promueven la violencia en contra de mentalidades que no eligen al cristianismo como filosofía de vida no podemos permitir que estas personas avancen en contra de una sociedad que viva en armonía y que pueda ser lo más feliz posible. Estamos ya cansados de leer a pacientes de salud mental deseando que otros se quemen por toda la eternidad en el infierno y que por culpa de estas CREENCIAS con FALTA DE EVIDENCIA sigamos atrás versus otros países que han abrazado el secularismo y hoy día tienen estándares de vida envidiables, como los países escandinavos, Uruguay, Chile, Japón y varios estados de los E.E.U.U.
El sector fundamentalista, como he dicho y seguiré diciendo hasta el día de mi muerte, debe ya ser catalogado como un sector de personas con severos problemas de salud mental, que tenga el mismo peso que la esquizofrenia, la demencia y la pedofilia entre otros trastornos serios. En el contenido de los comentarios y de lo que vemos en las noticias alrededor del mundo, cuando una persona se lleva muy a pecho su religión al punto de que ni siquiera lo evidente puede ser aceptado y hay que seguir, de forma absoluta, aceptando preceptos que no tienen ninguna veracidad científica, podemos ver que estas personas que muchas veces tanto hablan de “testimonios de milagros que Jesús ha hecho en su vida” son mentirosos compulsivos que necesitan aceptar lo que su conciencia sabe que son inventos y adopciones de ideas. Ningún fundamentalista ha sido transformado por ninguna figura mitológica o religiosa- por el contrario, muchos de estos ex-mundanos que han abrazado la religión y se obsesionan con ésta lo que están es luchando por dentro en su auto-engaño y en el desespero por creerse su mentira quieren que todo el mundo a su alrededor acepte sus mentiras y falsedades para así no tener que enfrentar su realidad más allá de lo que su conciencia le dice y que ellos ignoran por conveniencia o por miedo.
Pero quiero terminar estableciendo lo siguiente como crítica al sector ateísta: he visto como muchos ateos tienen casi el mismo problema que estos fundamentalistas que he criticado. La religión per sé no es el culpable de los problemas que ocurren a nivel social; y mi explicación es sencilla- el ser humano por naturaleza es fantasioso y la mayoría necesita creer en algo. Esto es demostrado cuando somos niños. Nos gustan los cuentos de hadas y las historias de fantasía. Esta esencia fantasiosa NO se termina cuando dejamos de ser inocentes para pasar a la vida adulta; el humano en su mayoría no puede ser totalmente empírico porque dependiendo de la personalidad de la persona esto puede incurrir en una vida depresiva. Por eso es que hay tantas filosofías y religiones alrededor del planeta- está en nuestros genes que la mayoría crea en algo. El problema se origina en NUESTRO EGOÍSMO. Culpar preceptos religiosos en su contenido de invento para los complejos problemas sociales que hemos padecido desde que surgió la capacidad de razonar en la especie homo de los homínidos (humanos, gorilas, bonobos, chimpancés y orangutanes) es absurdo. Una persona tiene el derecho de creer que todo fue creado por X deidad, aunque no haya evidencia de su existencia, si eso le satisface mientras no impida que pueda servir en la vida sin ser un peligro y sin coartar los derechos de los demás a pensar y actuar de manera diferente; hay muchos musulmanes, cristianos, judíos, budistas y de otras creencias que viven la vida sin hacer daño, sin imponer su creencia y sin ser una amenaza para el resto de la sociedad. Por esto, la religión per sé NO es el problema y NO necesita ser eliminado de la sociedad (y no puede ser eliminado comoquiera- sería tanto como eliminar la sexualidad o la alimentación en los humanos). Las religiones son simplemente una forma de filosofía. Por ello, los movimientos militantes en contra de la religión son inútiles y tienen el mismo nivel de intolerancia y en cierto punto pueden llegar a tener algún nivel de peligrosidad si son muy militantes, que los movimientos religiosos fundamentalistas y fanáticos.
Tenemos que aprender a coexistir y a cohabitar en armonía y aceptar que habremos ateos, agnósticos, teístas, panteístas, deístas y gente que siga filosofías y mitologías siempre hasta que la humanidad se extinja por una llamarada solar, choque de un cometa, succión del sol o cualquier otro fenómenos común en la evolución universal.

¿Es bonita y atractiva la idea de tener una familia propia?

Voy a dar mi opinión desde una perspectiva de género y orientación sexual diversificada: para muchos la familia ideal consiste de papá, mamá e hijos. Pero la realidad es que es necesario que se incluya la variación que va desde papá o mamá solo/a como también papá y papá o mamá y mamá, pues la vida pone a cada persona en una circunstancia diferente.

Para muchas personas, el amor de pareja es algo tan importante como un trabajo, comer o dormir. Aunque estas personas nieguen una y otra vez que no pueden visualizar una vida solos, sus actitudes los delatan. Sus constantes status de Facebook implorando por parejas, sus actitudes en la vida real donde lo único que están pendientes es a personas del sexo que les gusta en lugar de diversificar un poco y disfrutar de otras cosas que ofrece la vida, como leer, viajar, escribir, practicar deporte, aprender a tocar música, compartir con amistades (sin estar buscando parejas), etc. y su necesidad extrema de hacer todo acompañado de alguien porque si lo hacen solos se deprimen certifican esa necesidad. ¿Es malo eso?

La realidad es que depende de la personalidad y en cierto modo de la suerte. Hay personas que la vida las hace irremediablemente atractivas, sin importar siquiera si su carácter es el propicio para una relación de pareja. Si una persona así es enamoradiza, con mucha facilidad tendrá pareja (aunque si es estable o no es otro tema). Pero hay otras que no importa cómo se esfuercen para conseguir una, no tienen lo necesario. No atraen, no forman química sexual/romántica con otras personas. Hay varias decisiones que tomar al respecto en este último caso: aceptar la realidad y tratar de vivir lo mejor posible célibemente, buscar ayuda profesional para tratar de modificar el comportamiento tal que se desarrolle algún nivel de atractividad y arreglar el problema, o seguir igual y vivir infelizmente.

Creo que el deseo de tener una pareja, y eventualmente familia, es una mezcla de razones genéticas con influencia cultural. Sí, la mayoría de las personas quieren continuar su linaje, eso les da cierto nivel de “legado” e “inmortalidad”. Especialmente si una de dos- tuvieron una muy buena crianza, o una muy mala crianza, en un caso quieren “repetir” su felicidad de niño y joven o enmendar con sus hijos la vida tétrica que la suerte les deparó al hacerlos nacer en una familia disfuncional.

No es malo querer tener familia o sentirse con necesidad de tener pareja; pero si es malo no poder tomar control sobre aquello que es lo que se puede hacer al respecto. No puedes resolver nada lamentándote por tu estado civil- de hecho, irritas a otras personas que tienen tu mismo estado civil. Yo en lo personal me quite temporalmente de Facebook en estos días porque me molestan enormemente estas actitudes de gente que creen que viven un tormento por no tener pareja. ¿Saben que es un verdadero tormento? Estar freakin’ desempleado. Ver tu cuenta con balances que oscilan siempre entre $0 y $50, no pudiendo hacer prácticamente nada sin que alguien te de la mano y ver que pasan los meses y años y estás igual. O peor aún: estar en África en un país pobre pasando días sin tomar agua o que un grupo de locos te rapte de las manos de tus padres y te aleje para siempre de ellos para formar un ejército para pelear por causas absurdas. Eso sí es un tormento.

Si quieres tener pareja, sabes que otro ser humano no va a ajustarse totalmente a tí (a menos que tenga problemas mentales). Tu desespero refleja un potencial de celos que asusta. Tu dependencia emocional emana lástima, no amor ni atractividad. Nadie serio o seria se fijará en una persona que no se quiere a sí misma y que siempre está gritando, si se puede decir de esa manera, por ser amada. ¿Sabes qué? Aparte de las mascotas, el único ser que puedes controlar que te ame y te quiera eres TÚ MISMO/A. Hasta tus padres puedes dejar de quererte, tus hijos, tus hermanos, tus primos, tus abuelos, no hay ningún ser humano aparte de tí que te ame sin condiciones. Hay padres, hijos y hermanos que aman a sus relativos hasta que se enteran que es gay, ateo o afiliado al partido político de oposición. Aún si encuentras la pareja que tanto esperabas, sabes que no puedes estar seguro o segura de que te amará toda la vida. Tu deseo es ese, pero la realidad es que solo la suerte lo determinará aunque ayudará bastante ser detallista en todos los sentidos y no limitarte a fechas como cumpleaños, aniversarios de noviazgo o bodas o San Valentín para hacerlo. La inmensa mayoría de las relaciones hoy día son forzadas, porque dejamos que las idealizaciones persistan a la hora de entablar una relación. Si quieres perfección o tener una vida de pareja (incluyendo tener familia) ideal, asegúrate de un Plan B donde vivas célibemente. Si no puedes vivir solo, si te deprime, busca ayuda para que puedas manejar la realidad de que tu vida de pareja tendrá sus momentos buenos como malos y que salvo por razones lógicas como infidelidad, abuso, violencia o similares no puedes estar dejándote de tu pareja por cualquier cosa. Si quieres estabilidad económica, asegúrate de tener un trabajo o un caudal económico independiente saludable. Tu pareja puede ser millonario hoy y estar quebrado mañana SIN QUE SEA NECESARIAMENTE SU CULPA. Si no compartes ideales religiosos o políticos con tu pareja evalúa si puedes ser flexible y asegúrate que tu pareja también. Si el sexo es el core de tu relación, asegúrate que para tu pareja también lo sea. Algo físico, que puede sufrir daños en un momento dado involuntariamente, no debe ser el core de una relación pero si lo es para ti, no busques a alguien que valorice más lo emocional o abstracto. Si eres de las personas que creen en relaciones abiertas o poligámicas, también asegúrate que tu pareja esté de acuerdo. Una pareja no es un videojuego, ni una mascota, ni un objeto inanimado.

Si quieres tener familia, procura que tus hijos crezcan en un ambiente saludable o sea, que estos sean lo más felices posible. No necesitas ser religioso ni necesitas ser de X creencia, solo asegúrate de dos cosas- tener la habilidad de apoyar económicamente así como emocionalmente a tu familia. Nada de actitudes dictatoriales donde los hijos vean a un padre exclusivamente como una figura que solo proporciona dinero y disciplina y la madre es la que da todo lo demás. Este modelo típico del fundamentalismo cristiano y musulmán es dañino y solo hará que tu aparente vida ejemplar de familia se vea así desde afuera. A personas como yo, por ejemplo, no las puedes engañar: solo lo puedes hacer con personas idealistas, fanáticas y que crean en fantasías. NO DEJES QUE OTROS TE DIGAN COMO CRIAR A TUS HIJOS. Pueden aconsejarte y dar “las” pero no dejes que te influencien por ejemplo a que si eres tu y tu pareja ateos o agnósticos, familiares cristianos te digan que tienes que “recapacitar” y para evitar problemas hacer cosas que no quieren. Deja que tu hijo decida al final del camino pues ya inevitablemente en la escuela y la sociedad cristianonormativa en la que vivimos tratarán de cristianizar a tu hijo. Igual si fuera en Arabia tratarían de islamizarlo. Envuélvete en el desarrollo de la razón de tu familia, no de simplemente creer y actuar como robot porque así lo dicta la sociedad.

Reconfigurando la transportación en Puerto Rico

Puerto Rico cuenta, a pesar de su tamaño, con miles de kilómetros en carreteras; más, en proporción, que estados como California, Florida o Nueva York. Para los que no conocen como funciona la jerarquía de nuestras carreteras, aquí les presento una explicación para después comentar sobre lo que es necesario hacer para que haya una mejor red de la que actualmente hay porque la verdad es que comparado con otros países, Puerto Rico cuenta con una de las redes más avanzadas de carreteras en todo el continente pero también usa un modelo confuso y las condiciones de las carreteras no son las mejores.

Para empezar, están las carreteras principales y sus autopistas paralelas; las carreteras 1, 2 y 3 y sus correspondientes 52, 22 y 66/53. La carretera 1 conecta los dos puntos urbanos más grandes de la isla en su ruta más corta posible (San Juan y Ponce), mientras que la 2 (la carretera más larga del país) transversa la costa oeste (entre los mismos municipios que la 1) y la 3 transversa la costa este (entre San Juan y Salinas donde se une a la 1). Las demás carreteras que van desde la 5 hasta la 251 (no todos los números son usados) son rutas “principales” locales o intermunicipales a lo largo de toda la isla; las que son del orden del 100 al 299 van de oeste a este, como por ejemplo tenemos la 100 en Cabo Rojo, la 110 en Isabela y Moca, la 120 en Sabana Grande, y así hasta la 198 en Humacao, la 200 en Vieques y la 250 en Culebra (el punto más oriental de la isla). Estas rutas (de la 5 a la 251) son rutas primarias; algunas son rutas rurales y otras son urbanas, unas son expresos (como la 18, la 20, la 26, la 30 y la 60) y otras son rutas divididas con semáforos.

Luego tenemos las rutas secundarias y sus ramales, en el orden de los 300 hasta los 900, y los de cuatro dígitos consisten de rutas llamadas “spurs” o ramales de estas. El grid general a lo largo de la isla es como sigue

4   6   8   9

3   5   7

Los municipios siguientes están en el orden de los 300:

Cabo Rojo, Hormigueros, Mayagüez, San Germán, Sabana Grande, Maricao, Lajas, Guánica, Yauco, Guayanilla y Peñuelas

Los municipios siguientes están en el orden de los 400:

Añasco, Rincón, Aguada, Aguadilla, Moca, Isabela, San Sebastián, Las Marías, Quebradillas, Lares, Camuy y Hatillo

Los municipios siguientes están en el orden de los 500:

Ponce, Adjuntas, Jayuya, Juana Díaz,Villalba, Santa Isabel, Coamo y Orocovis

Los municipios siguientes están en el orden de los 600:

Arecibo, Utuado, Barceloneta, Florida, Manatí, Ciales, Morovis, Vega Alta, Vega Baja y Dorado

Los municipios siguientes están en el orden de los 700:

Barranquitas, Comerío, Aguas Buenas, Aibonito, Cayey, Caguas, Cidra, Salinas, Guayama, Patillas y Maunabo

Los municipios siguientes están en el orden de los 800:

Toa Alta, Toa Baja, Cataño, Bayamón, Naranjito, San Juan, Guaynabo, Carolina, Trujillo Alto y Corozal

Los municipios siguientes están en el orden de los 900:

Canóvanas, Loíza, Río Grande, Gurabo, Juncos, Luquillo, Fajardo, Naguabo, Ceiba, Vieques, Las Piedras, San Lorenzo, Yabucoa y Humacao

Culebra es el único municipio que solo tiene dos carreteras- la 250 y la 251.

Si usted memoriza este “grid”, que generalmente cada zona tiene el número más bajo en el sur y el más alto en el norte, no debe perderse o por lo menos si se pierde puede orientarse sobre en qué parte de la isla se encuentra pues como saben la isla no es grande.

Las siguientes carreteras transversan de norte a sur la isla, aparte de la 2 en el oeste, la 3 en el este y la 1 de San Juan a Salinas (junto con la 10 entre Arecibo y Ponce, la 52 paralela a la 1 y la 53 paralela a la 3):

La 119, desde San Germán a Camuy

La 123, desde Ponce a Arecibo (ruta paralela a la 10 que aún a estas alturas no está completada

La 149, desde Manatí hasta Juana Díaz (no recomendable/segura entre Ciales y Villalba)

La 181, desde San Juan hasta Patillas

También hay segmentos de norte a sur con dos carreteras que se conectan:

La 129 desde Arecibo hasta Lares y después la 128 desde Lares hasta Yauco

La 155 desde Vega Baja hasta Coamo y después la 153 entre Coamo y Santa Isabel

De oeste a este, donde la isla mide entre 90 y 110 millas a través del centro no hay una ruta bajo un solo número pero si hay una ruta denominada panorámica, que va de oeste (Mayagüez) a este (Yabucoa) pasando por la Cordillera Central. Esta ruta consta de segmentos o partes completas de las siguientes carreteras: 105, 128, 143, 14, 1, 184, 9940, 182 y 3. Todo este segmento es uno de potencial turístico y yo propondría que se le asigne un solo número a toda la ruta, y que sea un número fácil de recordar. La “carretera 4” no existe en Puerto Rico (existió pero era un corto segmento entre el Teodoro Moscoso y Carolina la cual ahora es conocida como la Ramal 8, que llega hasta la 3) pero hay cerca de medio millón de puertorriqueños en área de Orlando en Florida, donde la única interestatal y ruta principal que pasa a través de todos los parques es la 4, por lo que quizá ya este número para la gente en la isla está asociado a los parques de Orlando; podemos usar entonces el número 50 que tampoco existe en la isla y no hay zonas altamente pobladas de puertorriqueños en Estados Unidos donde pasen por una ruta 50 (estatal o federal). Tampoco existe una Carretera 7, de manera que hay opciones más fáciles para poder recordar toda la ruta panorámica sin necesidad que haya tanta carretera y eso cause el potencial de uno perderse enormemente.

Por tanto, ahora vamos a ver cuál es el problema con nuestra red de carreteras. Acabo de explicar lo que sucede con la ruta panorámica, que junto con el hecho de que no está debidamente rotulada a lo largo de su extensión, hace que personas que quieran transversarla se pierdan a lo largo del trayecto.

La rotulación en el centro de la isla es sumamente mediocre. Carreteras principales se conectan pero no hay, en todas las intersecciones, letreros que anuncien la intersección entre las carreteras haciendo que por ejemplo, si quieres pasar de la PR-146 a la PR-140 no puedas porque el letrero para la PR-140 no está por ningún sitio y no sabes cuál carretera es la PR-140 por tanto, lo pasas. En el centro de la isla la conexión a GPS no es buena por lo que es normal ni siquiera tener señal de teléfono, lo cual hace de un paseo que debería ser uno de gozo en uno de tensión y ansiedad porque si te pierdes no sabes que hacer y si no conoces el área pueden surgir problemas. Tampoco es común ver muchas gasolineras en el área del centro.

Un día mientras yo iba buscando una ruta entre Morovis y Ciales, llegué a Orocovis y buscando una ruta, terminé en una calle sin salida en una ruta angosta, muy angosta, con un precipicio a mi derecha. No podía virar la guagua, tuve que dar en reversa, aparte de que la cuesta era curva, con las piernas que me temblaban de miedo. Todo porque en ningún lado había un letrero de calle sin salida. Esto es parte de lo que hace una travesía de un paseo agradable en uno que daña el día. Así no fomentamos el turismo; le pasa esto a extranjeros y sencillamente pueden pensar en terminar no volver nunca a la isla. En Ponce, un muchacho y su pareja se perdieron y por terminar en una zona equivocada en un área peligrosa, uno de ellos terminó acribillado a tiros. Hay carreteras que literalmente terminan en una casa- uno no sabe cómo es quien vive y quien puede pensar si uno se perdió o si va con malas intenciones.

Por tanto, la rotulación es un problema craso en las carreteras del país. Carreteras que después de varias intersecciones no ves en cuál estas y crees que estás en una y después de 10 minutos te percatas que estás en otra; carreteras que se convierten en calles locales sin que te des cuenta; carreteras que no te dicen por dónde vas ni cuánto falta para llegar a un punto de referencia. No hay letreros que te ayuden a encontrar una gasolinera en caso que esté tu tanque en peligro de vaciarse y más en el centro de la isla donde no abundan tanto como en las costas.

El ataponamiento en el país en gran medida se debe a una falta de conexiones apropiadas entre rutas principales. En Estados Unidos muchas ciudades tienen lo que se llaman “perímetros” o “carreteras periféricas”, como por ejemplo Atlanta, Washington D.C., Dallas, y otros. Aunque San Juan no puede tener una periferia completa porque sus límites al norte bordean con el Océano Atlántico, además de que hay muchas montañas alrededor que ya están habitadas, puede tener unas conexiones más adecuadas. Las autopistas principales en el área de San Juan no son la PR-22, la PR-26, la PR-18, la PR-22 y en suburbio de Guaynabo la PR-20. Tomemos como ejemplo este expreso: no tiene ninguna conexión con otro expreso en la zona (aunque donde termina en la 2 al norte es casi expreso y ésta a su vez tiene una intersección con la 22. Este expreso termina en una ruta con luces (la 1) bastante alejada de la 52, por lo que el tránsito en rutas como la 1 y la 2 se mantienen muy fuertes; la 20 debería tener alguna conexión en la 52 entre Caguas y San Juan. Tenemos entonces la autopista 53 entre Guayama y Fajardo que lleva 22 años sin completarse con la mitad de la autopista sin construir. La autopista pasa por una parte que es muy alto frente al mar (Yabucoa) y es mandatorio la construcción de túneles para evitar afectar el ambiente del área. Uno de los túneles están terminados, pero el otro ni siquiera se ha comenzado porque además de ser más largo, requiere mucho más dinero que como saben, por la crisis fiscal a la que nos ha llevado el gobierno, no hay. Lo mismo pasa con la 22 entre Hatillo y Aguadilla, donde posiblemente haga falta crear un “merger” con la 2 en la zona de Guajataca para no afectar el medio ambiente en la zona noroeste.

Comparado con otros países, incluso más grandes, Puerto Rico tiene una red bastante cómoda de carreteras, casi toda esta red asfaltada. Hay una ruta que es casi una autopista entre Mayagüez y Ponce; está también la 30 entre Caguas y Humacao y la 2 completa es una ruta dividida de dos carriles por dirección o más, igual la 3 entre Carolina y Fajardo y entre Arroyo casi Patillas y Guayama. La 1 es dividida de cuatro carriles entre San Juan y Caguas, y tenemos varias rutas “directas” cómodas entre muchos municipios centrales  y las costas: llegar a municipios como Moca, San Sebastián, Lares, Las Marías, Villalba, Adjuntas, Utuado, Ciales, Florida, Morovis, Corozal, Naranjito, Aguas Buenas, Cidra, San Lorenzo y Coamo ya no requieren “rutas con curvas”. Otros requieren menos tiempo que antes como Jayuya, Aibonito, Barranquitas y Orocovis.

Pero hay un problema: el asfaltado. Las carreteras 10 y 30, en verios segmentos, están en condiciones deplorables. Ya la 30 comenzará a ser arreglada pronto, pero tenemos muchas carreteras en unas condiciones inaceptables en toda la isla, y aunque tenemos unos suelos complejos aparte de un tráfico muy pesado en proporción a otros lugares incluyendo varios estados de la unión americana, que no facilitan el que éstas se mantengan en las condiciones deseadas, sí debe haber un compromiso mayor para darles mucho más mantenimiento que la que se le da.

Por tanto, en resumen lo siguiente necesita mejorar:

  1. Asignar un sistema numérico más adecuado para evitar confusión
  2. Completar las carreteras que faltan por terminar
  3. Rotular en todos los puntos donde una persona pueda o necesite que se le deje saber dónde está y hacia dónde debe dirigirse
  4. Asfaltado

También se puede considerar eliminar carreteras que no tengan ningún propósito, especialmente si la gente se va de la isla y las casas quedan abandonadas.

Perspectiva de Género: ¿Qué es correcto que hagan los varones y las hembras de acuerdo a su género?

En estos días en Puerto Rico, este ha sido uno de los temas principales de conversación en los medios y ha sido la razón de varios debates tanto a nivel de foros como también de los medios principalmente entre el sector que lo favorece (generalmente seculares) y el que se opone (generalmente religiosos fundamentalistas). Veamos cuál es la percepción fundamentalista (la equivocada) de esto y después abundaré sobre por qué la educación sobre perspectiva de género es tan importante para el progreso de nuestra sociedad.

 

Grupos cristianos (Puerto Rico es un país con mayoría cristiana, por tanto nos limitamos a este sector religioso ante lo siguiente) se han proclamado no solo en contra de este tipo de educación sino que han movido todas sus fichas posibles para influenciar en el gobierno para que la perspectiva de género no entre a las escuela. Todo ello porque para ellos cualquier cosa que no mantenga el status quo de “hombre y mujer”, con sus respectivos estereotipos altamente influenciados por la religión, es “pecado” y “abominación a los ojos de Dios”. Tratar de razonar con ellos sobre lo que es verdaderamente este concepto es tanto como pretender que una cucaracha pueda resolver una ecuación diferencial de segundo orden. Han definido muy mal, posiblemente a propósito, este concepto asociándolo con orientaciones sexuales y con agendas pro-homosexuales escondidas. Lamentablemente, aun cuando constantemente salen noticias semanales de pedófilos relacionados a las iglesias, incluso hoy un pastor fue arrestado por prostitución en Mayagüez y aun cuando es muy frecuente el adulterio dentro de las esferas eclesiásticas, el cinismo del sector fundamentalista no conoce límites. Uno los lee, los escucha y es como si se estuviera escuchando a una persona con problemas mentales severos (aunque ya sabemos que el fundamentalismo religioso es un problema mental de relevancia como he descrito en otros artículos.

 

Perspectiva de género no tiene que ver necesariamente con orientaciones sexuales. Voy a ilustrar unos ejemplos de los diferentes patrones que tenemos en nuestra sociedad (en Puerto Rico y en gran parte del mundo occidental) que tienen que ver con perspectiva de género:

 

Los hombres

  1. No se pintan las uñas o se las dejan largas
  2. No se dejan el pelo largo (aunque este estereotipo ha disminuido bastante)
  3. No lloran
  4. No le dan besos en la cara o la frente a sus hijos varones
  5. No se ponen camisas o vestimenta rosada
  6. Tienen novia a cierta edad y se casan antes de los 30 o 35
  7. Son los más adecuados para trabajos como camioneros u obreros de construcción
  8. No juegan con Barbie cuando son niños
  9. No usan tacones
  10. Responden un reto de una pelea con puños y violencia física sino son débiles/afeminados/gallinas
  11. No usan maquillaje

 

Las mujeres

  1. No usan gorra
  2. No usan pelo corto
  3. Tienen las uñas largas y pintadas dentro de lo posible
  4. No juegan con carritos cuando niñas
  5. No se ven bien jugando PlayStation o cónsolas de videojuegos
  6. No pueden desempeñar trabajos de liderazgo
  7. Son chismosas
  8. Son superficiales
  9. Tienen que ser madre para cumplir con su “completación” de ser mujer
  10. Tienen que cuidar de la familia más que el hombre

 

Esto, damas y caballeros, es perspectiva de género: la asociación de roles a un género, el cual el otro no puede hacer por razones estéticas, de trabajo, sociales o cualquier motivo pero que realmente no tienen ninguna base lógica para lo que tratan de evitar o definir.

 

Perspectiva de género es algo que va muy afín con el aspecto de identidad sexual de cada persona; sabemos que hay personas que cuando son niños uno puede percibir la posibilidad de que sean homosexuales, transexuales o bisexuales e incluso asexuales en el futuro. La naturaleza del niño lo induce a hacer algo que sea de uno o ambos géneros, sin importar el sexo actual de la persona; por eso es que es importante que se tenga una educación madura para las personas a edades tempranas, pero obviamente poco a poco y sin caer en la vulgaridad y en temas que es quizá mejor tocar en la medida que crece el niño para evitar situaciones innecesarias. Nuestra sociedad, al sol de hoy, sigue cargando con la consecuencia de una falta de educación sobre este asunto que es crasa, que incluye el bullying en las escuelas hacia niños amanerados e incluso en los trabajos a personas homosexuales que se ven obligadas a actuar en contra de su naturaleza para evitar burlas. Esto es lo que con o sin intención ciertos grupos religiosos quieren: que en las escuelas sigan habiendo niños y jóvenes diciéndole “pato” a ese compañero de clase que tiene aspecto de ser gay o incluso ni siquiera serlo pero comportarse de una manera que “no luce varonil”.

 

Cosas como “eso es de nenes” o “eso es de nenas” es la consecuencia de la mediocridad a causa de la falta de educación sobre este asunto. Teóricamente se esperaría que padres capacitados eduquen a sus hijos sobre esto pero en la práctica sabemos que no es así pues muchísimos padres son mediocres en esto y sobre todo los que son fundamentalistas lo que hacen es pasarles ideas erradas y peligrosas a sus hijos, empujándolos a ser quienes no son para ser aceptados. Un niño que no recibe educación sobre perspectiva de género que presente un cuadro de no ser el niño “normal y popular que tiene la nenas locas por él” corre el riesgo de ser víctima de bullying a causa de que los demás compañeros no respetan lo que no es “la norma”. En adultos es más triste porque se trata de personas que se espera tengan la capacidad y la experiencia para superar y madurar ciertas cosas, pero lamentablemente en los adultos la educación sobre perspectiva de género hace falta también.

 

Yo les voy a decir por qué los líderes fundamentalistas prácticamente están en contra de TODO tipo de progreso y no solo del concepto de perspectiva de género: en educación sexual, en educación secular, en educación científica, psicológica y emocional; en ciencias per sé; esta gente necesita que sus seguidores sean lo más inocentes/ignorantes posible para poder vivir y abusar de ellos y no me limito solamente o necesariamente a abuso sexual, sino también abuso financiero, abuso emocional, abuso psicológico: en otras palabras esta manada de farsantes, estafadores y/o degenerados sexuales (QUE NO (DE NUEVO- NO) SON TODOS LOS RELIGIOSOS ENTIÉNDASE CRISTIANOS, MUSULMANES, ETC.- QUIERO HACER ESTA SALVEDAD- no hablo de LOS religiosos sino de UN GRUPO que quizá sea una minoría pero que es MUY ruidosa, tajante, fastidiosa y muy activa) solo buscan el poder para alimentar sus deseos avaros, carnales y/o de todo tipo. Estas personas, especialmente las que son como Wanda Rolón, Cash Luna, Kenneth Copeland y otros, muy dentro de ellos, en su interior, son ateos y a esto me refiero que no creen en ninguna deidad en realidad pero se acomodan con el cristianismo muy siliciosamente como atajo para sus deseos perversos. Son gente extremadamente peligrosa y no conocen moral, ética o principios de ningún tipo. SON NEO-FARISEOS y solo buscan el poder. Si una persona se educa como se debe sobre el asunto de perspectiva de género ésta persona muy probablemente respetará a los homosexuales, a los bisexuales, a los asexuales, a los célibes y a todo tipo de persona que mientras no hace daño a nadie, simplemente quiere ser feliz y vivir con su naturaleza innata, y esto no conviene a muchas iglesias porque significa más gente capacitada para pensar, cuestionar, razonar y dudar y no serían tan fáciles de convencer para dar el diezmo que es a fin de cuentas lo que buscan en realidad. Yo estoy seguro que si un día Ricky Martin visita la Senda Antigua de Wanda Rolón y le ofrece $1 millón en diezmos, la pastora bailará de pata suelta de alegría y es capaz de decir que se equivocó con los homosexuales.

 

La perspectiva de género es crucial y urgente en Puerto Rico y Latinoamérica. No se pueden seguir fomentando estereotipos para cada género, mucho menos aquellos que lo que hacen es confundir a las personas porque se sienten  “menos machos” por simplemente llorar. Quería poner un ejemplo para terminar con este estereotipo tan malo: “los hombres no lloran”. Parte de la mediocridad mental que abunda en nuestra sociedad es esperar que los hombres siempre sean rudos, toscos, fríos, que no muestren sentimientos, y es por esto que muchos aguantan al punto de no poder hacerlo más y terminan siendo criminales, psicópatas o suicidas; la ciencia ha mostrado constantemente que el hombre es incluso hasta más sentimental que la mujer, siendo menos hábil para estar solo y perder la cabeza más por una mujer que lo que una mujer la pierde por un hombre (en proporción). Porque al hombre se le fomenta que “hay que ser macho”, y por tanto eso de llorar, eso de lamentarse, eso de no ser sensible con las personas “no es de hombres”.

 

Sí gente, necesitamos la educación sobre perspectiva de género. Aunque sí voy a decir que edades entre 5 y 8 años no son las más adecuadas para caer en temas de sexualidad, porque estos promedios de edad aún los niños no están del todo interesados en estos temas. Ya cuando cursan el quinto grado y se van a acercando a la pubertad este tema puede empezar a tomar importancia y es necesario, poco a poco, educar para evitar cosas negativas en el futuro de esos niños.