¿Cómo vive un puertorriqueño fuera de la isla?

Esta entrada la escribo usando mi experiencia en mi tiempo viviendo en los estados de Florida y Virginia desde el 2006, tiempo para el cual, cuando me vine, tenía un deseo brutal de irme de Puerto Rico pues para ese entonces todavía tenía en mi mente la mentalidad de que aquí todo era mejor y que aquí podría finalmente encontrar la felicidad que tanta anhelaba. Veía gente irse de la isla y me decía, en aquel entonces, “contra si yo pudiera irme… ellos ahora están mejor que yo”. Vine dos veranos a Virginia, mientras cursaba mi bachillerato en el Colegio de Mayagüez, y tuve algunas experiencias que mantuvieron vivos mis deseos de venirme. Finalmente después de terminar mi bachillerato, me vine a Florida.

La realidad es que aunque no tengo quejas actuales de este estado, así como de Virginia- con excepción del frío en la época de invierno- mi idea de que aquí encontraría la felicidad que anhelaba realmente fue, al final, digamos falsa. Y no digo que quiero regresar a Puerto Rico ya o que no quiero/puedo seguir aquí, ni digo que no me guste, pero cuando pasa el tiempo y conoces como es en realidad la mentalidad y la manera de ser de un gran sector de personas aquí, y ver la diferencia cultural tan grande que hay, en parte por el hecho que hay tanta diversidad y a la misma vez tanta segregación, sin importar donde sea que te vengas- California, Florida, Nueva York, Texas, etc.- que te das cuenta de que no “cuajas” con la realidad de Estados Unidos. Algunos pueden decir que los americanos son personas secas, que la gente aquí solo vive para hacer dinero y tienen unos puntos que en cierta medida son acertados, pero para decirlo de la manera correcta, sencillamente nuestra culturas son muy diferentes.

Que no quepa duda de que hay personas que vienen a este país y les gusta, se acostumbran y se acoplan a la cultura estadounidense- y no tiene nada de malo. Generalmente no luce bien que una persona “renuncie” a sus raíces culturales para asimilarse a otra cultura pero en realidad eso es decisión personal de cada persona- pero la realidad es que en la mayoría de los casos, las personas, vengan de donde vengan, van a sentir siempre el apegamiento por su tierra- por el lugar donde tienen sus recuerdos de niños y jóvenes- pues es la que conocieron y que forma parte de la base de su crecimiento como personas. En fin, una persona que se críe, digamos, los primeros 18 años de su vida o más en un lugar, al emigrar va a ser un proceso de adaptación que dependiendo del carácter y personalidad de la persona puede ir de relativamente fácil a bien difícil. A veces, es imposible, por lo que hay casos de personas que tarde o temprano, regresan. Eso sucede porque conocen la realidad, algo que no se puede ver cuando uno no sale de ese lugar de origen muchas veces, en este caso de los puertorriqueños que nunca han vivido fuera de Puerto Rico y son bombardeados por los medios y el gobierno con la idea de que Estados Unidos es mejor que Puerto Rico en prácticamente todo.

Hoy en día la mayoría de los puertorriqueños están eligiendo el estado de Florida como lugar favorito para establecerse fuera de Puerto Rico, específicamente el corredor de la interestatal 4 entre la ciudad de Tampa y la ciudad de Daytona Beach con su mayor concentración en Orlando- también se están ubicando en Jacksonville, South Florida, Fort Myers y Ocala, entre otros lugares. Texas y Carolina del Norte también están atrayendo a puertorriqueños, pero Florida es el lugar preferido. ¿Por qué Florida?

Si observan los Estados Unidos, muchas de las concentraciones de latinos y extranjeros están altamente relacionados a la cercanía de su lugar de origen. Hay excepciones, como los salvadoreños, que prefieren el área metropolitana de Washington D.C. y los dominicanos que prefieren a Nueva York. Pero por ejemplo, la concentración más grande de cubanos está en Miami, la ciudad más grande de Estados Unidos cercana a Cuba; los chinos prefieren a San Francisco y otras áreas de California, que están más “cerca” de China que otros lugares como Nueva York o Chicago; así mismo, Florida es la región más cerca a Puerto Rico, con todos los aeropuertos donde hay vuelos directos a y desde Puerto Rico (Miami, Fort Lauderdale, West Palm Beach, Tampa, Orlando y Jacksonville) a tres horas o menos, mientras que los demás estados toman más y simplemente tampoco tienen un clima similar o una cultura “humana” que se asemeje a Puerto Rico tanto como Florida, aún cuando el estado es bien diferente de Puerto Rico culturalmente y geográficamente

No cabe duda que por lo general, el factor clima y distancia juegan un papel muy grande a la hora de crear un estado de ánimo en los puertorriqueños. Hay quienes les gusta el frío o por lo menos las temporadas- a mi no me gusta el frío, pero sí me gustan las temporadas- recientemente di un viaje al área de Knoxville, Tennessee y Asheville, en el oeste de Carolina del Norte, en el área de las montañas Smokies. Las hojas otoñales estaban “lloviendo” y fui al tope de una montaña de donde se apreciaba una vista hermosa de alrededor, con todo en tres colores- rojo, amarillo y verde. También, la nieve está bonita,cuando cae y también sobre todo colgando de los árboles, como si tuviera hojas “blancas”, y también en las montañas; y ver las flores salir en primavera también es agradable a la vista. El verano pues todos lo conocemos pues la estación perenne de Puerto Rico.

Pero comparemos entonces ahora a Puerto Rico vs. Estados Unidos en diferentes renglones- y analicemos como es que nos sentimos muchos de los que nos venimos:

1. Tierra: Aunque esto sea relativo en cada persona, la mayoría sentimos más “cercanía emocional” por nuestra tierra. Ya en otra entrada describí las virtudes de nuestra tierra, geográfica y climáticamente hablando- pero las puedo resumir para recalcarlas: cuevas, acantilados, bosque forestal, bosque seco, rios, montañas incluyendo un cañoncito, playas azules, llanos, laderas. Aquí en Estados Unidos hay mucha diversidad de tierras y es también hermoso- el Gran Cañón, Yosemite, Yellowstone, Death Valley, los Cascades, los Smokies, Blue Ridge, Everglades, los cayos de la Florida, los Poconos, los Grandes Lagos, el Río Mississippi y más. La diferencia entre Puerto Rico y Estados Unidos es que contrario a Puerto Rico en el cual puedes disfrutar de sus atributos en un tiempo cortito y compacto- en menos de un día, para disfrutar de los encantos de Estados Unidos tienes que tener muchos días libres y mucho más dinero, pues por ejemplo del Gran Cañón a las montañas Smokies nada más guiar toma más de un día.

2. Cultura: Esto es definitivamente relativo- sencillamente, para cada grupo de un país, su cultura será la mejor. Los puertorriqueños tenemos nuesta cultura generalmente fiestera, “caliente” como dicen. Cuando vamos a alguna actividad cultural de otro país, aprendemos y podemos pasarla bien, pero siempre hay algo que no es lo mismo. Hay algo en esas fiestas que no puede sustituir las fiestas patronales puertorriqueñas, los festivales de los municipios, las parrandas navideñas o las fiestas de la Calle San Sebastián. Aqui en las playas de Florida muchas veces hacen actividades musicales, hay “street performers” y se ve un ambiente chévere, pero no es igual, no es lo mismo- porque no es lo que conocemos, no es lo que recordamos de nuestra juventud y niñez en Puerto Rico. Podemos asimilarlo, pero no podemos sustituir completamente el “sabor puertorriqueño de la música salsera o la bomba” por un concierto de música rock o country. Seguramente aplica lo mismo para los estadounidenses pero a la inversa- porque ellos tienen su realidad cultural y para ellos, esa música sureña o local de su región es lo que lo identifica culturalmente, no la bomba ni la salsa puertorriqueña. Pueden disfrutarla- pero no será lo mismo que su country music.

3. Diversidad: Siempre se ha tenido esta percepción de que Estados Unidos promueve la diversidad y la variedad cultural. La realidad es que aunque hay áreas donde hay mucha mayor tolerancia a la diversidad no solo de culturas sino de maneras de ser diferentes, lamentablemente persiste una mentalidad humana de “miedo” que promueve la discriminación, en algunos lugares más marcados que otros. En la ciudad de Nueva York, que es supuestamente uno de los lugares mas diversos del planeta, he visto racismo como aún no he visto en otros lugares- incluyendo el sur, donde vivo y donde he paseado más. Hay una mentalidad de “superioridad” en todas la culturas y estas chocan. En Miami he podido ver como los latinos por lo general, no se llevan entre sí, así como el choque entre culturas en diferentes localidades como por ejemplo puertorriqueños vs. dominicanos en Nueva York y mexicanos contra el resto de los latinos en el oeste. Muchas personas traen sus costumbres, religión, idiomas, etc. y no todos las aceptan, lo hemos visto muchas veces entre cristianos y musulmanes. Aquí en Florida hay un pastor cristiano farsante que cada vez que puede trata de hacer “actividades” para quemar libros del Qur’an. Tambien hemos visto el racismo tradicional de la comunidad caucásica contra los afroamericanos y latinos, de afroamericanos a latinos y caucásicos y así. Estas mentalidades causan segregación. También aún hay muchas personas que aunque no expresen racismo y aún puedan ser corteses con otras personas que no sean de su raza o manera de pensar, mantienen una distancia, no te brindan su amistad, y notas como te tratan de reojo. No son groseros ni son antipáticos, pero simplemente no sienten ningún deseo de compartir con alguien que por dentro sienta es diferentes. Eso lo he visto mucho en las iglesias- mucha amabilidad y cortesía pero poca relación personal- de hecho, se ve mucho las partes “americana y latina”, donde sí, a veces hacen una que otra actividad mixta, pero por lo general los americanos están por un lado y los latinos en otro. Es el hecho de que muy adentro no se sienten cómodos con otros que no tengan su mentalidad, no hablen el mismo idioma materno y no compartan la misma cultura. Y puede ser algo humano en sí- pero cuando un puertorriqueño ve eso, y recuerda como en Puerto Rico se gozaba estando en su ambiente, termina concluyendo que quizá Estados Unidos no es lo que se imaginó cuando se mudó.

4. Trabajo: El ambiente laboral en Puerto Rico y Estados Unidos es relativamente similar. Quizá hay un poco más de consideración, crecimiento profesional, mejor salario y mejor remuneración económica en Estados Unidos, pero en términos generales todo lo demás es igual- ambiente de competencia negativa, explotación laboral, inseguridad en el trabajo, estrés, etc.. Pueden leer mi otro blog sobre ambiente laboral.

5. Calidad de vida: Aquí tengo que ser honesto- si hablo de calidad de vida con respecto a servicios y comodidades- Estados Unidos está por encima de Puerto Rico. Las contribuciones- aunque siempre hay corrupción- se usan mejor aquí que en Puerto Rico. Aquí en Florida por ejemplo, las carreteras por lo general están bien cuidadas, las rutas tienen los letreros en su lugar, los servicios de agua y luz son eficientes, resulta más cómodo hacer una diligencia pues hay mejores estacionamientos, calles, y demás. También para asuntos de salud, educación y seguridad, Estados Unidos ofrece mejor calidad de vida. Probablemente tenga que ver con el salario que se le ofrece a ciertos profesionales y personas que trabajan en cualquier tipo de labor.

6. Seguridad: Esta es una de las cosas que a veces leo en los foros o en algun lugar donde la gente habla del tema de la seguridad donde me sorprendo y la negación que hay es fuerte. Hoy día la tasa de asesinatos en Puerto Rico es de casi 30, o sea, peor que México. Pero la gente lee las noticias de los crimenes atroces en México (que al igual que en Puerto Rico, la mayoría es interno entre criminales) y piensan que Puerto Rico es seguro. Leemos todos los días: robos domiciliarios, carjackings, asaltos a comercios, tiroteos de carro a carro y otros eventos donde inocentes han sido victimas fatales, familias se han destruido, pero la gente piensa que “es igual dondequiera”. Pues no es así. En Estados Unidos ningún lugar con excepción de ciudades como Detroit y Nueva Orleans tiene el problema craso de criminalidad que hay en la isla. Por lo tanto, aunque es cierto que en todos lados uno puede ser víctima de la criminalidad, la probabilidad de ocurrencia en Puerto Rico es hasta 6 veces más que en Estados Unidos y 0.5 veces más que en México.

7. Respeto y mentalidad: A veces me asusta ver el nivel de xenofobia y homofobia que hay en Puerto Rico, aunque se critica mucho el racismo que hay en los Estados Unidos. Tengo que decir que en realidad, en los dos lugares hay un nivel similar de ignorancia con respecto al principio básico del respeto a las personas según su manera de ser. Más sorprendente es que esto sea cierto aún con la presencia de iglesias en la isla, superior a la de cualquier lugar del mundo por densidad.

Estas son las cosas que pueden crear un dilema en las personas que nos venimos para Estados Unidos: ¿quedarnos donde no nos sentimos plenos, o regresar para vivir una calidad de vida inferior? A veces nuestra manera de vivir aquí puede ser mejor en ciertos aspectos y no tan bueno en otros. Que quede claro que poca diferencia hace el venirse solo o con familia, muchas veces el efecto de gusto o disgusto es invariable pues hay solteros y casados que se vienen a Estados Unidos y les gusta como solteros y casados que se vienen y esperan algún día regresar a Puerto Rico. De hecho, si en una pareja una parte le gusta y a la otra no le gusta estar en uno de los dos, posiblemente surjan problemas.

One thought on “¿Cómo vive un puertorriqueño fuera de la isla?

  1. Excelente artículo sobre como los puertorriqueños vivimos en los Estados Unidos. En mi caso, yo resido en el estado de Alabama, al norte en una ciudad llamada Huntsville. El clima es muy frío en otoño y invierno, los árboles son secos, la gente es seca y tranquila, a la gente le gusta la música country, lo único que hay para hacer en la ciudad es ir al cine, ir a restaurantes, hechar gasolina y ir a comprar compra en Wal-Mart. A dos horas tenemos Nashville, TN, a una hora tenemos a Chattanooga, TN, a tres horas y media tenemos a Atlanta, GA y a 6 horas tenemos a New Orleans, LA. Hay mucha gente buena en el estado y hay un excelente ambiente laboral. El salario es superior a lo que me ganaría en Puerto Rico y la calidad de los servicios es superior. Lo que un ciudadano debe prestar atención sobre vivir en los Estados Unidos es a renovar la tablilla del carro todos los años (poner el sticker en la parte de atrás de la tablilla), llenar tus planillas y someterlas cada abril, pagar renta, carro, seguro de carro, agua, luz, cable, internet, compra y gasolina, evadir las multas de tránsito conduciendo como los viejos y alejarse de los problemas. También es importante tener cuidado con quien te relacionas y alejarte de la gente hipócrita de tu propio país. Me pregunto si mudarme al estado de la Florida o regresar a Puerto Rico me darían la felicidad plena. Pero donde hay una cosa (familia) falta la otra, por ejemplo el empleo (en PR). Es una incertidumbre que tengo todos los días pero no estoy seguro si me garantizará la felicidad. Por ejemplo uno puede volver a PR pero estar desempleado y estar peleando con nuestra familia (por como es nuestra cultura) eso no es felicidad. O uno puede mudarse a Florida y darse cuenta de que no era el paraíso que uno esperaba. Las únicas opciones que yo le veo a tener la felicidad plena es formar una familia o buscar de Dios. Son las únicas dos opciones por que de otra forma no veo como uno puede obtener la felicidad plena en o fuera de los Estados Unidos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s