La influencia de la tecnología en el desempleo y otros males sociales

Si bien sabemos que la población aumenta cada vez más, y que por lo tanto la competencia aumenta en el sistema capitalista, hay un segundo mal… que junto con este primero garantiza que se acercan tiempos oscuros para las próximas generaciones: la invasión tecnológica.

Un ejemplo: antes, para hacer un proyecto, se necesitaba mucha gente. Cada persona o equipo de personas estaba a cargo de implementar las diferentes fases de un proyecto, por lo que se necesitaba tanto tiempo, como mucho personal para atender adecuadamente cada fase. Esto significa que había mucha necesidad de lo que se llama “manpower” o necesidad de mano de obra humana y muchas personas tenían entonces trabajos relativamente seguros y de buena paga. Hoy, hay programas de computadora que facilitan el proceso, haciéndolo en cuestión de horas. En ingeniería, antes, hacer el proceso de análisis y diseño de una estructura, un sistema de transportación, circuitos, un código de computadora, o un sistema de recursos de agua, tomaba meses… porque cada persona estaba asignada al proceso haciendolo a mano. Hoy día, hay decenas y hasta cientos de programas que hacen el trabajo en cuestión de minutos. En medicina, el proceso de análisis de un pronóstico de salud tomaba mas tiempo, hoy, programas han hecho que esto sea mucho más rápido.

Veamos que en el ejemplo de medicina sabemos que hay una inmensa ventaja sobre el uso de computadoras pues un paciente de salud no cuenta con todo el tiempo del mundo para un diagnóstico- mientras más tiempo tome encontrar un remedio a un problema de salud, más difícil será curarlo y en este caso el uso de la tecnología ha sido más de beneficio que de mal. Pero a lo que quiero llegar es algo simple: el uso de la tecnología le ha quitado tiempo de labor a los humanos, y el tiempo es dinero, por lo que ya no es necesario pagar tanto ahora como antes cuando se trabajaba mucho más laboriosamente. Y en la medida que se van confeccionando los sistemas tecnológicos, es menos la labor que tiene que hacer el humano.

Bien, pues es el sistema capitalista hasta el sol de hoy NO ESTÁ compensando el tiempo de mano de obra humana que ya no se usa a causa de que éstas máquinas que no necesitan comer, ni necesitan pagar agua, luz, techo o transporte, han ido reemplazado esa mano de obra. Otro ejemplo de trabajos que no son tan exigentes pero que igual antes le daban dinero a la gente y han ido siendo sustituidos por máquinas: cajeros de peajes, cajeros de supermercado, secretari@s, carteros y agentes de viajes, entre otros. Muchos trabajos están siendo transformados y jamás volverán a ser lo que eran.

La tecnología es buena, pero no se están tomando medidas para evitar el impacto de usar tanta de ésta, sin tomar en consideración las implicaciones de que ya no haya tanta gente trabajando como antes como causa de esta “invasión”. Si hay más gente (sobrepoblación) y más tecnología sustituyendo a los humanos, significa que no están aumentando las oportunidades de generar ingresos, y en el sistema capitalista actual, vivir cuesta. No hay derechos inalienables a tener techo, comida, salud y educación. El que no paga, va para la calle, a coger frío o calor, a llenarse de pulgas y a comer en los zafacones. El sistema actual no está dando abasto en lo que se refiere a ayudas federales, estatales o gubernamentales.

Es por esto que he criticado el sistema actual, porque es un sistema obsoleto. No es un sistema que va acorde con la tendencia del aumento poblacional y los avances científicos. No es que sea un sistema de naturaleza mala: el tener una empresa o negocio y capitalizar no es malo, en lo absoluto. Pero menos gente trabajando significa más depresión, más suicidios, más crímenes, más delincuencia, más males sociales. Un ejemplo, Florida se esta dañando a pasos agigantados. Si piensan que PR está malo, la tendencia de Estados Unidos a volverse como PR actualmente está presente. El que defiende este sistema a capa y espada no está conciente del problema. Cualquier persona está sujeta a que el desempleo toque a su puerta, porque los científicos y tecnólogos no se detienen para implantar nuevas maneras de construir, curar, y otras labores y con la tecnología están menos propensas a error, pues son sistemas que no piensan ni razonan y simplemente, implementan su labor.

El principio de la Utopía aunque se sabe que no es posible, debe ser el principio que se debe seguir. El capitalismo puede funcionar si se toma en consideración que hay unos derechos que tienen todas las personas que tienen dignidad. Una persona desempleada no es una persona indigna. Una persona que no trabaja y no hace nada por buscar trabajo, no aplica, no se mueve y prefiere quedarse en un apartamento siendo mantenido por el gobierno mientras fuma yerba, eso sí es indigno. El sistema actual está manga por hombro: al desempleado que tiene dignidad se les está haciendo cuesta arriba sobrevivir mientras que mucho vagoneta está viviendo en el paraíso mientras los ricos no hacen nada por tomar acción ante la sobrepoblación y la invasión tecnológica. Muchas veces he visto fotos en las redes sociales donde se ejemplifica como la clase media está siendo lacerada con lo caro que se está poniendo todo, esto está causando un desgane colectivo ya que la gente siente que se esfuerza para sobrevivir y no para vivir.

Sabemos que no dejarán de nacer más y más humanos, ni tampoco se detendrán los avances científicos. Estamos en una situación en la que se reducen más y más las oportunidades de empleo y de autosustentabilidad para el ser humano, hasta que no se implemente una medida donde a este se le compense si es sustituído por una máquina para hacer un trabajo. ¿Han notado en las noticias cuando sale que cierran plantas, fábricas, centros de manufactura, almacenes, negocios, etc.? No necesariamente es porque están perdiendo dinero. Muchos están sumamente sólidos y sus actuales empleados hacen una ejecutoria excelente, simplemente están actualizándose, siguen generando la misma cantidad de dinero que ganan o incluso ganan más pues las máquinas y tecnología que sustituye a la mano de obra despedida le genera mejores resultados por motivo de precisión, y como éstas máquinas no necesitan comida, ni agua, ni pagar colegios, ni un techo, pues la cantidad de dinero que se ahorran es brutal. ¿Y qué de los despedidos? Pues las leyes no están actualizadas para que sean compensados como merecen. Desempleo solo les tiene que pagar la mitad de su salario y es por un tiempo limitado.

Esto es un problema que se acrecenta pero todavía, digamos, no se agudiza porque las generaciones mayores aún no confían del todo en la mano de obra mecánica, como en la humana, y cabe señalar que hay personas que están concientes de este problema y no quieren ser partícipes de este caos por lo que evitan dentro de lo posible el despedir personal. Ya en otros artículos he discutido cuales son las consecuencias del desempleo.

La solución al problema requiere de cambios al sistema, si no se hacen, vamos a colapsar, y si ahora estamos mal, pronto estaremos peor. Piensenlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s