¿Existe el amor romántico?

Los temas románticos no son de mis temas favoritos y no es como leerán en mi blog mucho sobre esto, pero luego de diferentes y variadas observaciones sobre este tema del cual NO tengo experiencia personal y sólo me limito a lo que miro en otras personas y en medios de comunicación voy a dedicarle este artículo.

El pensamiento del romance es algo que existe desde siempre, aunque la verdad es que viene estando desarrollándose de la forma en la que la conocemos no desde hace mucho, puesto que durante muchos siglos los matrimonios solían ser arreglados por razones culturales, religiosas y sociales, y no emocionales, aunque en algunos casos si hubo, aparentemente, amor.

La pregunta es, ¿eso que llamamos amor romántico (o romance) es algo que existe? Y si existe, ¿cuánta gente lo experimenta?

Vamos entonces ahora a los datos: sabemos de algunas parejas que se casan y duran toda la vida; algunos llegan a 75 años en promedio máximo, y por lo que se puede resumir, aparentemente sí hay amor. Problemas y situaciones variadas ocurren pero al final, siguen juntos y el amor está ahí… Pero ¿será que ese amor que sienten es uno romántico o es un amor familiar, transformado a lo largo de los años? Lo que me refiero es que muchos estudios han indicado que eso que llamamos amor romántico o enamoramiento es un proceso que aunque varía de tiempo, es temporal. Y lo podemos en cierto punto ver; muchas parejas comienzan con mucho beso, abrazo, contacto físico y posiblemente mucho sexo, pero en la medida que pasa el tiempo se va reduciendo hasta que ocurren dos cosas: la pareja se “cansa” y se “aburre” la una a la otra, o ese elemento va “mutando” hacia algo menos sexual o físico y más emocional o espiritual, transformando el amor romántico a uno similar al que se siente por una familia, lo cual hace que quieran quedar juntos y la naturaleza de intimidad se vaya a un plano secundario.

Eso es lo que más lógica me hace para entender por qué algunas parejas prevalecen y otras no. Cabe señalar que el trato de pareja puede acelerar el cansancio o proceso de transformación del amor romántico a uno filial; es obvio que en el caso de algunas parejas que duran de 1 a 5 años hay un posible grado de situaciones que “apagan” la llama del amor, pero el amor romántico es comparable, de por sí, a una llama en una vela de cera. Si no se transforma, se apaga, aún si no hay problemas de pareja. Todo indica que simplemente la gente se cansa de sentir el mismo “fuego” romántico por la misma persona y su naturaleza primate/animal hace que busque a otras personas nuevas.

Esto es sencillamente algo biológico, y esta es una de las partes donde los religiosos y yo tenemos diferencias crasas. El humano se clasifica como un primate, aunque no simio, pero somos de la familia de los grandes simios los cuales todos son polígamos por naturaleza; cada vez que una persona fantasea con otra aunque sea mental y no sea infiel físicamente, se manifiesta ese lado animal que si no es por la presencia de valores morales, conceptos religiosos y otros elementos que usan la razón, harían que la persona no pueda controlar su lado sexual animal y vaya en búsqueda de esa otra persona. Por eso podemos ver que las personas con pocos o ningunos valores morales tiende más a la infidelidad y promiscuidad. La promiscuidad no es otra cosa más que la naturaleza humana ausente de conceptos o valores inculcados.

Es importante entender lo siguiente: sexo y amor no son lo mismo y de hecho no tienen NADA que ver. El sexo es un elemento 100% físico. Hay muchos por ahí que dicen que es emocional, que es espiritual, bla bla bla. No, lo que hace que el sexo pueda verse como tales es la presencia de amor, pero este amor también se puede demostrar o manifestar SIN la presencia del sexo. Si una pareja se amase de verdad, uno de los dos podría sufrir de impotencia sexual y quedar juntos como si nada estuviera pasando. En una pareja donde hay divorcio por falta de sexo, en realidad no hay amor verdadero, solo hay necesidad sexual. Esto no quiere decir que no se justifique que la persona con problemas busque ayuda pero siempre he dicho y es mi opinión que no va a cambiar, si un matrimonio o unión de pareja depende del sexo, entonces es un emparejamiento donde lo que controla es el sexo, no el amor.

Vamos a los datos: en Puerto Rico entre un 75% y 90% de los matrimonios fracasan. Con semejante dato uno ya podría cuestionar la existencia del amor romántico. De hecho… en la mayoría de los países desarrollados los niveles de divorcio son altísimos. Esto me pone a pensar… ¿Por qué el divorcio es tan alto en países donde hay más libertad, más oportunidades de progresar y desarrollarse uno como persona? ¿Será que al final la gente lo que quiere es beneficiarse a sí misma y no está tan interesada en el llamado amor como lo pintan los medios, novelas, canciones etc.? Da la impresión que en los países menos desarrollados y más pobres la gente no se divorcia porque temen a la soledad y a las consecuencias de no poder subsistir por cuenta propia, y como en los países desarrollados es más fácil pues la gente cuando se cansan simplemente se separan y cada uno se sostiene sin mayor problema. No hay compromiso alguno.

Juntamos todo lo que he mencionado, con base en estudios hechos, y el resultado es que el amor romántico posiblemente no existe, y si existe es solo por un tiempo. Nosotros como humanos generalmente sentimos la necesidad de la apreciación por los demás, pero el amor que realmente necesitamos es uno más “filial”, no el romántico. Las relaciones amistosas aunque hoy en día también enfrentan un poco de problemas, tienden a ser más sólidas que las románticas. Muchas veces cuando una persona quiere “avanzar” más allá del coloquialmente llamado “friend zone”, la otra persona al no corresponderle puede generarse un problema en su relación de amistad. Quizás lo ideal es que las personas que son amigas nunca vayan más allá de ese estado, A MENOS que AMBOS quieran mutualmente llegar a un nivel diferente.

El principal problema es que la gente cree en un tipo de amor romántico que definfitivamente no existe y es ese tipo de amor que vemos en series románticas, telenovelas, cuentos de hadas y líricas de canciones con un exagerado nivel de sexualidad o romance. Cuando un niño o niña crece en medio de semejantes mentiras y llegan a la pubertad entonces buscan esa falacia y si no es por diferentes experiencias cuando llegan a la adultez, seguirían buscando un elemento que no existe. El amor incondicional entre humanos NO EXISTE. Quien quiera casarse o tener una vida pareja aún cuando este tipo de amor romántico muta o se apaga, sabe que habrán momentos incómodos. Sabe que pueden haber celos, un reducido nivel de libertad, pero si entiende que vale la pena y hay amor verdadero y este se transforma en uno filial donde puedan ser felices por el resto de la vida y guardan esa esperanza, está bien. Pero es mejor que como sociedad aceptemos las realidades en este tema tan neurálgico, aunque al final es decisión de usted seguir esperanzado o esperanzada en un tipo de amor romántico infinito e incondicional que tristemente no existe aunque sea quizá el sueño absoluto de todo ser humano.

One thought on “¿Existe el amor romántico?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s