¿Está nuestra sociedad mentalmente controlada o realmente tenemos capacidad propia de razonamiento?

A veces leo en los foros a la gente cuando defienden una religión, un ideal político, un sistema económico o las acciones de un país, y aunque sabemos que cada quién tiene derecho a pensar como quiere y como desee, me pregunto si realmente defienden éstos porque han analizado sobre eso que defienden y le ha visto sentido y lógica, o si lo hacen porque otros les han dicho los supuestos beneficios de eso que defienden y por temor, miedo o admiración a esa persona que lo persuade es que lo hacen.

Un ejemplo de una persona que en mi opinión personal no admira o defiende un concepto por cuenta propia es un fanático religioso que se comporta contrario a lo que dicha religión “supuestamente” le enseña. Pongamos el ejemplo en un debate entre una persona que es así y un ateo, es común que el fanático religioso termine insultando o amenazando al ateo (y pasa a la inversa también). Aquí se puede ver un elemento de sensibilidad a la hora de defender un punto de vista. La mayoría de los creyentes que están seguros de sus creencias dará los argumentos para el por qué de su creencia, o simplemente, con respeto, dirá que tiene su experiencia y sus razones y terminará el debate. Importante: una persona que está segura del concepto que sigue no buscará imponérselo a quien no esté de acuerdo.

Otro ejemplo que he visto recientemente es como muchas personas defienden las acciones de sus países aunque se pueda ver un grado innegable de hipocresía. A veces el nivel de estupidez- porque esa es la palabra que corresponde- de algunas personas es escalofriante pues las razones que dan para hacerlo incurren en insultar y hasta amenazar. Sabemos que ahora mismo hay un conflicto grande ocurriendo entre Israel y Gaza; las fuerzas militares israelíes han estado bombardeando la oposición (Hamas) en Gaza, pero en el conflicto han matado miles de personas civiles incluyendo niños, y he visto fotos horribles de las víctimas (los árabes no son tan pudorosos como para no enseñarlas al público quizás porque allá es tan común que no tienen ya el mismo grado de impresión que nosotros acá), mientras que casi ningún civil en Israel ha muerto en medio del conflicto; Estados Unidos y la Unión Europea se han mantenido neutral al respecto e incluso siguen proporcionando armamento a Israel, pero ahora en Iraq hay un conflicto por el llamado grupo ISIS y ahí sí han decidido atacar para proteger a los inocentes. Si yo menciono esto los defensores de Estados Unidos me atacan con improperios, pero ¿no es esto acaso un acto de hipocresía? Yo estoy de acuerdo en defender a los inocentes en CUALQUIER lugar del mundo. Pero, ¿será que no defienden a los palestinos por ser árabes?

Cuando se trata de temas neurálgicos, pensaría que al final la gente decide defender aquello que le conviene, ya sea para propósitos financieros, emocionales o simplemente porque le gusta. La mayoría de la gente de nuestra sociedad es creyente, por lo que muchos ateos en el closet les conviene seguir diciendo que creen, para así no ser rechazados por sus familias, poder conseguir pareja más fácil y ser mejor visto para una posición de trabajo. Muchas personas creen que uno debe tener cuidado con como uno se expresa porque puede ser negativo a corto o largo plazo. Bueno si se refieren a que uno deba mantenerse alejado de las amenazas o de cualquier expresión que claramente denote un peligro para la sociedad, sí; pero si se trata de que uno no pueda hablar en favor de la comunidad gay, del ateísmo, del socialismo, de la independencia, y de cualquier otro asunto “no favorecido” por la masa de gente, o de no estar de acuerdo con las políticas militares de una potencia mundial, pues no. Si uno se restringe sus sentimientos e inclinaciones para complacer a la sociedad, entonces simplemente nos convertirmos en esclavos del sistema social y político, un mal que existe desde que el mundo es mundo y que ha “cambiado” pero no se ha eliminado.

Por eso estamos como estamos en los diferentes países del mundo, porque la sociedad en general se ha dejado manipular por gente financiera y políticamente poderosa. El abuso social es tremendo, nos quieren restringir cada vez más nuestros derechos inalienables a educarnos, a tener buena salud, a tener un techo y un trabajo; como discutí en pasados artículos no es fácil conseguir dinero limpio por ningún modo- trabajar para otros o trabajar para uno mismo- el costo de vida sube porque “no hay dinero” pero sabemos que los gobiernos despilfarran el dinero de las contribuciones en viajes pomposos y contratos para la gente de renombre y nosotros nos quedamos como unos bobos defendiéndolos y seguimos votando por ellos; seguimos apoyando las iglesias sin condiciones a pesar de todo el “festival” de estafa, pedofilia y violaciones que hay en muchas de las instituciones; ¡qué asco ver como un grupo de feligreses estaba defendiendo a un sacerdote acusado por actos lascivos! ¿Acaso no podemos pensar, no podemos ir más allá y cuestionar por qué tenemos que seguir como estamos?

A veces me da la impresión que vivimos en una sociedad tan esclavizada como han sido muchas en el pasado. Al final, seguimos la corriente por miedo y no porque nos satisface, o simplemente somos tan egoístas y solo nos importa nosotros y si estamos bien, si nos pagan aunque sea una porquería con lo que vivimos, cheque a cheque, pues no decimos nada y todo sigue igual, y los demás pues allá ellos. Eso en una sociedad donde se sigue una religión donde el principal mensaje es amar al prójimo como a uno mismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s