Legalización de la marihuana y la prostitución y medicación de otras sustancias controladas

Antes de escribir sobre estos temas de índole social quiero dejar claro que en lo personal no consumo droga de ningún tipo (ni siquiera alcohol) y no recomiendo ni insto a las personas a usar ningún tipo de sustancia que haga que actúe de forma, digamos, no natural. Pero mi artículo no es para poner mi opinión personal sobre las drogas ni tampoco sobre la prostitución sino cómo estos temas afectan a la sociedad y lo que se debe hacer en modo práctico para lidiar con estos.

Empecemos por la drogas más consumidas a nivel global, una la cual es ilegal en varios países y regiones: la marihuana.

Nunca la he consumido ni tengo planes de hacerlo, pero por lo que se puede saber de esta sustancia, que en realidad no es una droga persé sino un elemento natural de la cual se ha hablado de muchos beneficios médicos, entiendo que su consumo no debe ser de tanto alboroto y no le veo diferencia del alcohol, una droga legal. Todavía no se sabe de algún tipo de muerte o problema de salud a causa de una sobredósis de marihuana, contrario a otras drogas que sí son mortales. De manera que nadie sabe en realidad cuál es la base de muchos gobiernos para mantenerla ilegal, y como no hay una razón aparentemente válidas, varios países en Europa y Sudamérica la han legalizado, asi como algunos estados en los Estados Unidos.

Sobre las demás drogas, como la cocaína y el crack que sí son peligrosos, se mantiene una ilegalidad firme en todo el mundo, debido a los daños contundentes que producen en quien es adicto a ellas. Yo no creo que estas drogas deban ser legalizadas pues es peligroso especialmente para el acceso a menores de edad que siempre buscan la manera, muchos de ellos, de probar lo que hacen los adultos. Pero sabemos que la adicción a estas drogas ya más que psicológica (que es el caso del alcohol y la marihuana) es fisiológica, y difícilmente los adictos salen con éxito de estas otras drogas, de manera que para evitar que busquen la forma de consumir esta droga por su cuenta exponiendo a la población en general a peligros (ser asaltados para dinero para consumo de drogas, ser víctimas de algún ataque por parte de un adicto), estas personas deben ser medicadas y tratadas para que no representen un peligro a los demás, es decir, proporcionarles la droga cada vez en menos dósis mientras se trabaja el asunto de rehabilitar. De nuevo, legalizar estas drogas sería riesgoso.

¿Y el negocio de las drogas? Bueno en parte estas iniciativas sirven como un golpe al negocio del narcotráfico, pero sabemos que actualmente hay otros tipos de tráfico ilegal que jamás pueden ser legalizados, como lo es la trata humana, el tráfico de órganos y de menores de edad para propósitos sexuales o trabajos forzados. Una de las cosas que más me preocupa en lo personal de eliminarle el negocio de las drogas a los criminales es que al verse sin elementos artificales para hacer dinero, entonces recurran a aumentar la actividad criminal con seres vivos incluyendo humanos, lo cual sería catastrófico. Esto es algo que hay que pensar bien. También sabemos que hay un mercado ilegal de armas y otros elementos aparte de las drogas. Hay que analizar cuáles medidas se puede tomar para reducir la actividad de narcotráfico sin que aumente otro tipo de negocio oscuro que sea extremadamente peligroso para nuestra sociedad.

¿Y qué de la prostitución? En mi opinión personal es absurdo que esto se considere una actividad ilegal (claro, estoy hablando de, exclusivamente, adultos). Hay varias razones por las cuales hombres y mujeres deciden esto y no es que lo justifico pero tampoco lo condeno; cuando tenemos un sistema como el actual, uno que es oligarquista, que complica el obtener un trabajo digno si no es a base de una lotería o de un sinnúmero de trámites complicados y caros para poder hacer algo propio es de esperarse que algunas personas opten por algo como la prostitución. Notemos que en la prostitución dos adultos consienten la actividad sexual, de manera que aquí hay un elemento de libre albedrío y voluntad, no hay violación ni molestación envuelta. Definitivamente la prostitución que envuelva a menores de edad debe mantenerse ilegal y altamente penada por la ley, pero cuando se trate de adultos hechos y derechos que deciden eso sea porque lea gusta, lo necesita o ambos, ¿quiénes somos nosotros para intervenir en su decisión adulta? Aunque eso sí, aunque debe ser legal no debe permitirse este tipo de industria sin niveles de salubridad que garanticen la salud tanto de la parte que ofrece el servicio sexual como la que ofrece el dinero. Condones, anticonceptivos, evaluación médica que indique que no hay riesgo de enfermedades venéreas y todo lo demás debe ser obligatorios.

Acabemos de entender que ni el consumo de drogas ni la prostitución se van a terminar nunca, siempre ha habido drogas, sean naturales o sintéticas, siempre ha habido gente que practica la prostitución y solamente podemos orientar a nuestros jóvenes en contra de estas conductas y de tratar de implementar medidas sociales que reduzcan la necesidad de caer en estos, pero meter presa a la gente por esto, es absurdo. Además solamente hacemos que mucha gente se vea atraída a éstos porque como es común, lo prohibido atrae.

Es hora de evaluar las políticas en estos dos asuntos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s