Paseando por Puerto Rico

En este artículo quiero descansar un poco de los temas sociales para dedicar un poco de tiempo a describir parte de lo que se puede hacer en la isla en términos de lo que conocemos como turismo interno.

Sabemos que normalmente cuando viene gente del extranjero a visitar la isla la zona más visitada es San Juan y como mucho, el corredor del noreste. Las visitas alrededor de toda la isla están limitadas quizás porque la estadía de estos turistas es relativamente corta y/o limitada.

¿Pero y los que vivimos en la isla? Aunque algunos de nosotros hacemos turismo interno con alguna frecuencia en la isla hay mucha gente que difícilmente salen de sus áreas donde residen. He conocido gente del área oeste que si han ido a San Juan (descontando idas al aeropuerto) más de 10 veces en 18 años es mucho. A mí en lo particular me asombra aunque quizás soy yo el que no soy la norma, ya que tiendo a explorar distancias muy extensas, y por cierto he paseado por todos los municipios aunque se que aún hay regiones que no he visto y me falta por ver.

Pues el sábado pasado pasié por una ruta que no había tomado nunca, la PR-110 entre Moca y Añasco. Aunque esta ruta es relativamente “promedio” presenta en unos puntos unas vistas impresionantes de la región costera de Aguada, Añasco y Rincón. Otra ruta que tome una vez fue la ruta vieja entre Sabana Grande y Guánica. La vista del valle de Lajas también es impresionante.

Si usted considera tomarse unas vacaciones, considere explorar la isla y de paso si tiene hijos llévelos con usted para que conozcan su tierra. Afortunadamente nuestra isla es lo suficientemente pequeña para poder visitar cualquier punto en el mismo día y suficientemente grande para mostrar sus atributos. Aguadilla por ejemplo tiene dos lugares familiares: el parque acuático Las Cascadas y el Ice Skating Arena. Si quieren algo más natural, están Cueva Ventana en Arecibo, el río Tanamá en Utuado y las Cavernas en el área de Camuy. Cerca de allí había un complejo recreacional con área de karts, aunque no sé si aún existe. Para los más valientes hay áreas para hacer rapelling en el centro de la isla, así como el parque Toro Verde en Orocovis.

Para zambullirse en las playas hay variedad para escoger, algunas con carácter único. Playas como Mar Chiquita, Isla de Gilligan, Crash Boat y Flamenco en Culebra son únicos en su estilo. Pueden también chequear bañarse en ríos o lagos o quebradas donde hay cascadas, como el área de Gozalandia en San Sebastián y el salto de Doña Juana en Villalba. Si quieren ver gente metiéndole al acelerador y llevando sus vehículos al límite está la pista de Salinas.

En Puerto Rico hay un lugar que pareciera sacado de un cuento, donde la belleza estética artificial se encuentra con la natural: Palmas del Mar. Sí, es un área de gente rica, pero olviden el factor gente y vayan a la playa, al área de Palmanova donde a veces celebran noches de jazz. También pueden llevar una silla o una hamaca, sentarse o meserse entre las palmas y contemplar el mar rigiente, pero cuidado con los cocos guindando.

Con la sequía actual (que ya está mermando) el sur parece un desierto. Pueden aprovechar el “look” diferente de esa zona en la actualidad y ver otro estilo sin tener que ir a Arizona o Nuevo México. No podemos olvidar el Yunque y su vista impresionante del noreste de la isla, así como el área de Camino Nuevo (El Cocal) en Yabucoa y su vista única del Caribe.

Una ruta que recomiendo es la ruta panorámica entre Coamo y Adjuntas, en el área de la PR-143 y Toro Negro. Desde el Mirador de Villalba se puede ver tanto las costas norte como la sur, específicamente: Ponce, Juana Díaz, Santa Isabel, Ciales, Manatí y Vega Baja.

Otra ruta interesante es la PR-156 entre Aguas Buenas y Orocovis. Hay un puente nuevo que sirve como desvió de parte del pueblo de Comerío y se puede ver el casco del pueblo del lado del río. La ruta ofrece vistas impresionantes de la Cordillera Central.

Y la PR-303, la famosa ruta estraterrestre, también es otra ruta impresionante, con la vista de la parte virgen costera que hay entre Parguera y el área de los Morrillos. De paso en ruta hacia el este yendo de Lajas a Guánica, la PR-116 asciende y ofrece una vista espectacular de Guánica, viéndose el área de la pequeña bahía, el caso y a lo lejos, el Bosque Seco. La ruta que hay entre Patillas y Maunabo también es chévere, y es la única ruta que he hecho a pie (en la caminata Da Vida de Raymond Arrieta).

Para los que habitamos en la isla recorrerla y pasearla debe ser parte de nuestro deber pues sirve para recordamos que esta tierra no tiene culpa alguna de los problemas sociales que se viven y al mismo tiempo, la aprendemos a valorar y apreciar y de ahí a cuidarla y mejorar nuestro entorno social para que la vida aquí sea más placentera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s