La televisión y el mercado de video juegos de hoy día

Cuando yo era pequeño, para eso de los finales de los ’80 y la primera mitad de los ’90, programas como El Chavo del Ocho, El Gran Bejuco, Wilson Wilson, Minga y Petraca, Contra el Reloj con Pacheco, Telecómicas, Dame un Break, Qué Vacilón y La Pensión de Doña Tere, entre otros, fueron los que marcaron gran parte de mis recuerdos de la televisión puertorriqueña. En general, los bloques consistían de la semana: caricaturas en la mañana y en la tarde, programas especiales más tarde en la mañana, shows de entretenimiento al mediodía, novelas en la tarde temprana y después en las horas de la cena y finalmente shows de comedia y entretenimiento en las noches. ¿Cómo ha cambiado los medios con el tiempo y podemos decir que la sociedad ha decaído a base de lo que podemos apreciar en la televisión?

Para mí el año 1997 fue uno de unos cambios astronómicos, aunque puede haber influido el que mi vida también cambió para ese año. La música de reggaeton comenzó a tomar fuerza y la mentalidad que todo lo que venía de Estados Unidos era de mejor calidad que lo local tomaba fuerza, además que ya las generaciones estaban cambiando en términos de los gustos. Para nosotros los que pertenecemos a la generación Y juegos como Super Mario Bros., Zelda, Metroid y Contra marcaron nuestra niñez, las gráficas de 8-bit y 16-bit ofrecían diversión y acción diferente a la de hoy con los sistemas poderosos de 512 bits y aún más. La televisión empezó la transformación con la introducción de programación enlatada de Miami y México y llegó el momento en el que el taller local se afectó tanto que aunque recientemente está habiendo un resurgir, prácticamente desapareció entre el 2003 con la llegada de una novela mediocre llamada Gata Salvaje, y el año 2011. El taller local trató de subsistir pero los bloques cambiaron para favorecer a un público en específico: el público adulto joven. A los niños les quitaron los bloques de muñequitos en las tardes (por la mañana están en la escuela comoquiera). Además, comenzó el mercadeo explosivo de productos para adultos, y tanto es así que ahora a todas horas promocionan dichos productos.

Sin embargo, hay algo que ha permanecido relativamente constante en los medios locales; el doble sentido y la chavacanería en las comedias del patio, tanto las de antes como las de ahora. Casi todos los chistes tienen algún tipo de contenido sexual y muchos de una forma peyorativa. Como seguimos siendo una sociedad homofóbica, las comedias que envuelven a personajes que ridiculizan a las personas de la comunidad LBGT siguen ahí, y esto es lo que tengo que decir: mientras los medios alimenten la necesidad de la basura en el pueblo, se puede decir que aportan al degenere social. Aunque el contenido de las telenovelas ha permanecido relativamente estático a través de los años y solamente unas pocas han evolucionado positivamente, ¿qué aprende la gente de éstas? Las novelas tratan de presentar una cadena de sucesos que entretengan al público pero caen en unos elementos que dan, a mi entender, risa. Empezando por el empleo de nombres completos cada vez que un personaje llama a otro: “Carlos Alejandro, José Miguel Altamira, Regina Santa Cruz, etc.” cuando en la vida real la gente se llama a otra por uno solo de sus nombres e incluso apodos; el uso de ropa de gala en las casas, por favor, ¿quién anda en su casa todo el tiempo con ropa formal? Todos los actores y actrices jóvenes son guapos y lindas, consiguen el amor de manera absurda, y esto es lo que ha alimentado la mente de muchos televidentes por años largos. Algunas incluso tienen un tono extremadamente machista, donde el hombre trata a la mujer como basura y ésta al final lo perdona porque “en el corazón no se manda”. Yo creo que las telenovelas han sido un componente de importancia en el decaimiento de la sociedad, por lo menos desde la perspectiva de relaciones matrimoniales y de pareja. La gente realmente piensa que lo que sucede en éstas es real.

¿Y los videojuegos? Antes, la competencia era Nintendo vs. Sega; Mario vs. Sonic. Ambas consolas ofrecían variedad, tanto para niños como para adultos. Para el 1997 llegó Sony, con su primera consola, la cual en mi opinión fue muy buena, pero comenzó a introducir títulos más fuertes, el cual fue del agrado del público de la generación Y que empezaron a dejar atrás los juegos familiares por unos más adultos. Títulos como Tomb Raider, Metal Gear Solid, Final Fantasy y otros comenzaron a adquirir adeptos. Fue una etapa intermedia. Sony sacó varios juegos de contenido familiar como Crash Bandicoot, Spyro the Dragon (que cuenta con música espectacular producida por uno de los integrantes de la banda de The Police, famosa en los ’80), Ape Escape, Croc y otros. Estos juegos fueron más bien intentos para destronar a Mario, e incluso algunos tenían su mismo estilo solo que con personajes y “ítems” diferentes.

Después vino la segunda generación de Sony. Sega ya había retirado sus consolas y Nintendo estaba comenzado a perder seguidores, pero los juegos de Mario en particular seguían teniendo una buena acogida. El PlayStation 2 marcó lo que para mí representa el final de la oferta de juegos familiares de Sony. La Generación Y que creció de niños con Mario y Sonic se entregaron a los juegos de adultos los cuales estaban empeorando en su contenido. Pero el PS2 trató de mantener un poco de variedad con Crash y Spyro e introdujo un nuevo juego familiar: Jak and Daxter, cuya franquicia cambió a una adulta desde la secuela con el empleo de armas y lenguaje soez. Ya se estaba notando el cambio de contenido. El GameCube de Nintendo mientras, estaba teniendo problemas.

Ya entonces cuando llegó la generación siguiente hubo un poco de resurgir en el estilo familiar pero básicamente exclusivo de Nintendo; Sony y Microsoft se entregaron totalmente a lo adulto y lo familiar simplemente fue la optimización a la alta definición de títulos del PS1 y PS2. El Wii revivió la franquicia de Mario con juegos como Super Mario Galaxy, New Super Mario Bros. Wii y Mario Kart Wii, así como juegos de Donkey Kong y Kirby. Pero el Wii fue solo algo temporal, ya la generación Y decidió irse con la sangre y las matanzas del PS3 y Xbox 360.

Quizás soy yo, por lo general cuando uno crece uno como que ve lo de antes como “mejor” que lo de ahora. Pero a decir verdad ya podemos ver los grandes cambios en nuestra generación y los tiempos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s