Influencia negativa de los medios de Puerto Rico en la sociedad

He estado discutiendo en los artículos sobre cómo se encuentra nuestra sociedad en la isla, que bien es similar a la que vive la sociedad en general alrededor del mundo. He discutido como la manera en que vivimos, cómo nuestro sistema tanto en lo político como en los económico no está resultando prometedora para nuestro futuro.

Puerto Rico es una sociedad que se acostumbró durante décadas a un estilo de vida sedentario, en el que la llegada de las ayudas cortesía del status colonial que actualmente vivimos, hizo que las personas desvalorizaran el sentido de trabajo y ahora muchos prefieren sencillamente seguir tomando las ayudas puesto que además, el sistema resulta más negativo para la persona que trabaja y gana un mínimo en comparación a lo que se recibe en ayudas cuando no se trabaja.

Esto ha hecho a nuestra sociedad una que simplemente está asimilada en lo que se conoce como “zona de comodidad” y hoy día es más la gente que posiblemente no trabaja que la que trabaja. Todo esto ha creado una sociedad que ha desviado su atención a lo que no genera ningún tipo de beneficio: faranduleo, chismes, noticias negativas- asesinatos, crímenes, pleitos y politiquería. El pueblo se adaptó a esto y los medios, con tal de recibir ganancias, mantienen al pueblo en este estado de admiración a lo que no tiene ninguna relevancia para el mejoramiento de nuestra sociedad- lo que se llama un estado de ignorancia.

Los medios de televisión se han acostumbrado en lo que se refiere a lo producido localmente, a la basura. Doble sentido donde todo es sexual, homofobia, xenofobia, violencia y sexismo (especialmente machismo) entre otros. Nuestro pueblo ríe a carcajadas con comedia que utiliza este tipo de elementos, lo cual combinado con la negativa influencia del fundamentalismo religioso, hacen de nuestra sociedad una altamente intolerante e irrespetuosa a minorías (homosexuales, dominicanos, etc.) y también a las mujeres.

Hace unos días pasó muy de cerca el sistema tropical Gonzalo, el cual era huracán cuando pasó al noreste de la isla. Como ha sucedido con los últimos sistemas no nos han impactado directamente o no han causado grave daño, los fundamentalistas y algunos cristianos agradecieron al dios cristiano por haber cuidado la isla, a pesar de que al mismo tiempo un supertifón embestía a Japón causando heridos… Pero bueno, sabemos que muchos creyentes sencillamente creen en un dios con favoritos y usan todo tipo de excusas baratas para justificar la teoría absurda del cuidado de Dios sobre la isla por esta dizque estar bendecida. Pero en fin, al par de horas de haber visto estos comentarios, el medio Primera Hora puso un artículo en Facebook de un niño (menor de edad) bailando amaneradamente en una entrevista en la ciudad de Las Vegas en Nevada. La reseña burlona de unos de los medios más mediocres que hay en la isla incitó a decenas de comentarios homofóbicos e insultantes hacia el menor de edad (afortunadamente no los lee, aunque posiblemente si leyó comentarios similares en otros medios que quizá él siga). Yo me dispuse a cuestionar la supuesta creencia de los creyentes al burlarse del niño, y el medio decidió suspender mi participación en su página de Facebook, borrando mi crítica.

Es obvio que los medios están ajustados para la opinión que actualmente tiene el pueblo y no buscan ni les importa hacer de nuestro pueblo uno más educado y más respetuoso a las minorías y sobre todo cuando se trata de menores de edad que aún no conocen lo cruel que este mundo y quizás están siendo educados con una mentalidad que al leer comentarios fuera de lugar, avalados por los medios, los puede confundir y deprimir.

Sabemos de jóvenes que tras ser víctimas de bullying y no tener las herramientas emocionales necesarias para ignorar y/o soportar la actitud inmadura de una sociedad enferma, toman decisiones muy tristes y que pueden incluso representar un peligro para la sociedad, desde suicidios hasta actitudes psicópatas. Los medios, como un modo de comunicación pública, nunca pueden patrocinar la continuación de una práctica como el bullying y mucho menos a los niños. Aunque considero que Primera Hora es uno de los peores medios que hay en la isla no solo por esto sino porque suele publicar estupideces, otros no se quedan atrás, como el Vocero. Y esto aplica a otros países cuyos medios tampoco son lo profesional que se espera.

Lo mismo en la televisión: ¿cómo vamos a combatir la homofobia cuando las comedias insisten en seguir usando doble sentido con epítetos conocidos para referirse a la comunidad homosexual? Antier veía en el segmento de “Men in the City” como un personaje homosexual se refería así mismo como “pato”. Aunque las comedias han bajado un poco el nivel de doble sentido homofóbico, aún persiste el uso de esta palabra como también “loca”, y esto en medio de un momento en el que por fin la homofobia está siendo contrarrestada fuertemente en el país al cual pertenece Puerto Rico (Estados Unidos).

Concluyo que todo este discrimen que tiene su raíz en la influencia fundamentalista del cristianismo tanto católico como protestante y que avalan los medios me hace pensar que nuestro pueblo realmente tiene una influencia del fundamentalismo enfermiza, la cual controla los medios; éstos no se atreven ir en contra de una corriente malsana e inapropiada basada en inventos mitológicos de hace siglos y percepciones absurdas. No podemos seguir dejando que el fundamentalismo siga ejerciendo influencia en nuestro país. No podemos seguir siendo tan intolerantes y los medios son los primeros que deben atreverse a enfrentarse a los pelafustanes que siguen inyectando miedos tontos a nuestra sociedad. En muchos de estos medios trabajan personas con mentalidad liberal con lugares que no existen. Estados Unidos es cada vez más liberal y si queremos realmente ser estado o que los estadounidenses nos respeten más podemos empezar por detener la influencia negativa de la mentalidad fundamentalista. Que un medio decidiera suspenderme de opinar en su página por desenmascarar a los fundamentalistas es clara evidencia de que los medios en la isla necesitan un cambio y es ya. Tiene que entrar gente dispuesta a no tolerar más los comentarios insultantes innecesarios. Referirse a un menor de edad como pato, loca, pluma pluma gay, maricón y otras expresiones, no borrarlas y penalizar a quien critica ese tipo de expresiones dice mucho de qué clase de personas trabajan en ese medio. Así mismo se puede referir a otros que hacen lo mismo en otro tipo de industrias. Si la razón es rating y vender, definitivamente como ciudadanos no deberíamos patrocinar este tipo de medios que no educan y no edifican en nada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s