Agnosticismo y deísmo

Puede dar la impresión de que por el contenido de algunos de mis artículos soy ateo. Pero la verdad es que mi posición con respecto al concepto de deidades no es tan simple como para decir que ningún tipo de deidad existe, solo digo que no existen las deidades conocidas localmente en nuestro mundo, como por ejemplo Jehová, Alá, Krishna y otros. La razón es simple: estas deidades son demasiado humanas para ser universales. Yo como adulto me pregunto como hay gente a mi edad o mayores que realmente están convencidos que sus deidades específicas existen, para mí es tanto como creer en Santa Claus, el ratón del diente de leche y el lobo feroz que sopla y tumba las casas de los primeros dos cerditos. Es algo que no logro explicarme.

Ahora, si dejamos al lado las deidades específicas (del cristianismo, islam, hinduismo, etc.) vamos a la pregunta de la cual voy a elaborar en este artículo: ¿es posible la existencia de una deidad?

Esta pregunta no puede contestarse de manera incontrovertible con un sí o un no. Aunque es muy posible que el concepto de la deidad sea una “aproximación” humana para tratar de entender el universo, no podemos probar que no hay una especie de energía que haya dictado la formación del universo, como tampoco podemos probar que la hay. El origen del universo es uno de esos misterios que posiblemente nunca podrá ser resuelto de forma permanente. La ciencia puede ir acercándose más y más a una explicación pero la explicación definitiva es análoga al concepto del infinito en los números. El número 1 trillón está más cerca de infinito que el número 10, pero a la vez están igual de distantes ya que el infinito es inalcanzable. Algo así sucede con la explicación de cómo surgió o por qué surgió el universo.

Por lo menos nosotros los humanos hemos adoptado tres posibilidades aunque no necesariamente se limitan a éstas:

1. Una deidad lo originó o lo causó (deísmo)
2. Algo que no tiene principio lo causó
3. Nunca ha tenido en sí un punto de origen

Yo adopto la tercera como TEORÍA, aunque la segunda tampoco parece ilógica. La primera es la que ha adoptado la mayoría de los humanos, en su limitado y vago interés en saber mejor sobre este asunto.

En estos tiempos la mayoría de la gente es deísta (los religiosos son deístas, pero en breve explico la diferencia entre ser meramente deísta y ser religioso) por indoctrinación o por falta de habilidad o interés en pensar más allá en temas complejos. Es más fácil concluir que hubo una deidad envuelta y así no preocuparse por entender algo que posiblemente nunca se podrá entender completamente, aunque hay muchos que sí lo hacen y gracias a esa gente valiente ahora no asociamos enfermedades mentales, eventos sobrenaturales y otros elementos en nuestro entorno con deidades y seres sobrenaturales que parecen ser o son sacados de historias de ficción.

Como agnóstico con tendencia ateísta no puedo adoptar teorías simplistas para explicar situaciones complejas, y opino que adoptarlas sería continuar la mediocridad a la hora de buscar conocimiento de lo que sucede en nuestro mundo y nuestro universo. Ayer tuve un debate con un cristiano, dos ateos y un agnóstico sobre el asunto del concepto de las deidades. El debate no tuvo ninguna parte ofensiva entre los cinco, pero las preguntas y opiniones tenían puntos a considerar. Mi posición se mantiene firme en lo siguiente: el ateo y el deísta requieren de asumir para defender sus puntos de vista. Los agnósticos dudamos, simple y sencillamente. Ahora, ante la duda, podemos tener una inclinación a una teoría. No tenemos que creer o no creer de forma definitiva como si nuestra posición fuera absoluta y hay que tragárselo arrogantemente sin dar lugar al análisis.

Pero bien, ¿tiene sentido la posición de una persona deísta? Para el ateo militante/recalcitrante, generalmente no. El nivel de tolerancia a un punto de vista deísta es lo que diferencia a un ateo moderado de uno militante; el último niega toda posibilidad de deidades, incluyendo una genérica; y suele también menospreciar la posición agnosticista, como usar frases mediocres como “el agnóstico es un ateo cobarde” o “el agnóstico es un ateo en el closet”. Es una posición análoga a la de un fundamentalista cristiano o religioso: “mi verdad es la única válida y todo lo demás es inválido”. Este tipo de mentalidad no le da credibilidad a esa forma de ateísmo y de hecho, fortalece la posición de un deísta, porque la forma de refutar la idea es una de confrontación y altanería y no de aprenidizaje y educación. Un agnóstico no tiene que ser ateo, como puede serlo. Está el que puede inclinarse al deísmo como el que se inclina al ateísmo. No tiene que ser siempre un ateo que “usa el término agnóstico para no sentirse rechazado por la sociedad predominantemente deísta”.

Y es importante separar deísmo de religiosidad, aunque los religiosos por definición son deístas. Un religioso cree en una deidad específica, cree que esa deidad rige el mundo y el universo y le da atributos, generalmente humanos. Ejemplo: el dios del cristianismo es extraordinariamente humano: injusto en ocasiones, favoritista y selectivo, con emociones humanas (amoroso, iracundo, vengativo, con odio, etc.); el deísta simplemente cree en una deidad- no tiene que ser de ninguna religión, aunque en muchas ocasiones oímos o leemos gente que trata de desbandarse del daño de la religión diciendo algo absurdo como “no creo en religiones, creo en Cristo” (cuando el concepto de Cristo ES religión). Un deísta no dice creo en Cristo si no es cristiano. Ni dice creo en Mahoma si no es musulmán. Te guste o no: si crees en Cristo, eres cristiano (duh) y por lo tanto, ERES RELIGIOSO. Tu religión no es superior ni inferior a otras, son todos inventos humanos para describir esa deidad en la que crees y lo más fácil y simple es darle atributos humanos al mismo tiempo de, en tu fantasía, darle atributos sobrenaturales como omnipresencia, omnisciencia y magia.

Si no deseas ser considerado religioso, NO PUEDES estar seguro del poder de Cristo, ni de la importancia superior de Mahoma ni nada por el estilo. Simplemente te limitas a creer en una deidad. Un deísta comúnmente se destaca por creer en una fuerza o energía creadora y que está presente pero no necesariamente le da atributos que lo inclinen una religión o alguna especie de filosofía LOCAL. El concepto de la geografía es importante para diferenciar a un deísta simple de un religioso. Normalmente, los deístas son los mismos en todos lados, pero son locales cuando son religiosos (Levante: judaísmo e islam; América y Europa: cristianismo; China: budismo, confucionismo y otras filosofías)

El agnosticismo se puede considerar de forma simple como un punto medio entre deísmo y ateísmo pero solo en el sentido de creer o no creer; el agnóstico siempre duda, siempre cuestiona. En el momento que se asegura (aunque sea solo por su conclusión personal y no por una evidencia científica unbiased) de que existe o no existe una deidad genérica, es deísta o ateo, respectivamente. Un agnóstico puede ser completamente ateo en lo que se refiere a deidades específicas porque si se puede probar con lógica y sentido común la inexistencia de dichos dioses específicos; pero deidades o elementos complejos genéricos, de eso no hay ninguna prueba a favor o en contra. Y el concepto de deidad no se puede comparar con unicornios, Santa Claus o elementos ficticios de los cuales sabemos su origen (leyenda de San Nicolás, autores de cuentos de hadas, Marvel, DC Comics, etc.) porque no sabemos bien de donde salio el concepto de “dioses”. Puede ser un invento, como puede ser inspirado en algo que sí existe y es más imparcial si se mantiene la duda y no si se brinca a una conclusión y se declara absoluta sin pruebas incontrovertibles.

Advertisements

One thought on “Agnosticismo y deísmo

  1. en realidad un agnóstico no es el que afirma un ‘no se’ a la existencia de una deidad, si no aquel que considera que el conocimiento de las deidades, de lo espiritual o metafisico es inaccesible al entendimiento humano no es cognocible, y por tanto de ahí puede surgir la duda o suspension de juicio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s