Viernes Negro: Una fecha cómica pero a la vez muy triste

En Estados Unidos y Puerto Rico, el viernes que sigue al día de Acción de Gracias se conoce comúnmente como el viernes negro o viernes de la venta del madrugador, ya que en esta fecha corre o empieza de lleno la temporada navideña (pues todas las festividades que la anteceden ya pasan y empiezan los especiales de ventas de artículos que últimamente se concentra mucho en los enseres electrónicos).

Desde hace unos años esta fecha se ha convertido en un muestrario de la naturaleza materialista y consumerista de muchos seres humanos. Personas acampan ante temperaturas frías por días con tal de ser los primeros en estar en la fila en búsqueda de un plasma, un LCD, un iPad o cualquier otro elemento material que en otras fechas cuesta el doble (precio regular).

En el título puse que esta es una fecha cómica porque ver seres supuestamente pensantes y racionales darse puños, empujarse, gritarse improperios o cualquier otra cosa parecida puede resultar sumamente absurdo, máxime cuando en muchos casos son personas que recién agradecen, supuestamente, a Dios por su familia, su salud, etc. En otras palabras, se ve algo de hipocresía en algunas personas entre estas dos fechas (Acción de Gracias y Viernes Negro).

Pero si buscan en YouTube videos de peleas y alboroto en el viernes negro, tanto aquí en Puerto Rico como en Estados Unidos, verán el nivel de violencia que se genera porque alguien obtenga un televisor grande, e incluso se ve el egoísmo en personas que en representación de otras que les piden el favor, agarran cinco cajas de televisores, aumentando la impaciencia en el público que se tira la maroma de hacer la fila por horas mas la fila en el cajero, solo para ver que alguien le arrebata esas cinco cajas.

Vamos a ser honestos: la fecha de la venta del madrugador es la única del año donde un objeto caro puede alcanzar un precio aceptable para una persona de ingresos bajos. Es natural entonces que personas que viven en lugares de bajo costo asistan a lugares como Wal-Mart, Target, K-mart y otros a buscar el deseado TV con HD. También hay otra fecha parecida pero los precios no son tan bajos y ameritan la espera por la entrega: el Lunes Cibernético. Esta fecha aún no logra la acogida del viernes negro además que es una fecha laboral, mientras que viernes negro por lo regular es feriado.

Ahora vamos a la parte triste de esta fecha: el consumerismo de las personas. Habiendo explicado la parte entendible de por qué la gente abarrota las tiendas, hay un elemento de avaricia y soberbia muy notable en la gente. Vamos a ser realistas, muchas personas ya tienen estos objetos que están nuevamente buscando. Ya tienen un TV con HD, simplemente ya no es tan nuevo y quieren otro. También hay personas que TIENEN LOS INGRESOS para comprar todo lo que se vende en una fecha regular (tienen el salario para adquirirlo en cualquier fecha ordinaria) y el elemento de egoísmo no les hace pensar que “bueno, esta es la fecha para la creciente clase baja, yo lo puedo comprar con calma antes o después”. La realidad es que aunque el viernes negro es la fecha donde más baratas están la mayoría de los artículos, como dije hay otras fechas como el lunes cibernético e incluso otras fechas a lo largo del año donde venden estos artículos en especial. Además cada vez hay más tiendas en liquidación y estas cerca de su fecha de cierre venden los artículos con hasta un 60-80% de descuento. Estas personas que tienen los ingresos para adquirir los artículos en una fecha regular de deberían dejar que esta fecha solo las personas con ingresos bajos puedan comprar estos artículos. Pero bueno, esto es el capitalismo. También podemos eliminar el concepto del viernes negro para acabar con la violencia y peleas tradicionales cada año.

Hay unos elementos de materialismo en la gente y se nota mucho en esta fecha. Queremos todo lo último y la gente trepa sus tarjetas, gastan los pocos ahorros, y hasta incurren en algún tipo de maña para adquirir los últimos artículos en la avenida. Uno naturalmente se pregunta si estamos tan mal económicamente cuando todos los complejos de tiendas (malls) en Puerto Rico y Estados Unidos siempre están llenos- sobre todo aquí en Puerto Rico, Plaza Las Américas. No he visto aún a Plaza vacía ni siquiera en horas laborales. Y Plaza NO vende barato.

Quizás podemos pensar si dejamos de valorar tanto lo material y reconsideramos darle valor a otras cosas con mayor importancia. Si el día de Acción de Gracias es para compartir en familia, comer pavo o lo que se desee, y uno concentra su mente para buscar pasarla lo suficientemente bien; hablar, jugar, charlar, conversar, compartir en familia, ¿por qué pensar en “tengo que irme para ver si llego temprano a Wal-mart? Y todo para qué… Que te empujen, te salgan con groserías, por un dichoso Funai o Sony. El tiempo de familia, el haberlo pasado bien, se va, por un TV. Vamos a pensar si vale la pena.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s