Propuesta de un gobierno de mejor calidad

Hace unos días puse un status en mi página de Facebook sobre una potencial solución al problema que tenemos no solo en Puerto Rico sino en muchos países del mundo con los gobiernos corruptos que una vez entran al poder, se olvidan del pueblo y se preocupan por sus intereses personales.

Voy a hablar en este artículo específicamente de Puerto Rico, donde implantar esta solución (posible) es más fácil por lo avanzada de la tecnología y el número de usuarios de esta: y con el uso de tabletas y teléfonos inteligentes es casi improbable que haya muchas dificultades para implementarlo. Pero antes vamos a entender el problema de raíz para explicar la solución.

Nuestro sistema gubernamental se compone de dos ramas (la judicial es una rama que litiga casos independientes en muchos casos, por lo que realmente no tiene siempre inherencia en lo que hace las otras dos). La rama ejecutiva donde el gobernador, el presidente o cualquier líder (de cabeza) usa su criterio tanto personal como de acesores asignados por este y por electores, y la rama legislativa donde una cámara, un parlamento o un cuerpo de varias personas elegidas por el pueblo “analiza” las decisiones tomadas por la rama ejecutiva. A veces la rama ejecutiva hace esto último con la legislativa, por lo cual básicamente son un sistema de balance para evitar lo que antes se hacían en las monarquías e imperios. Se supone que esto trata de hacer un gobierno menos prejuiciado y evita imposiciones que pueden afectar negativamente al pueblo.

En Puerto Rico, sin embargo, hemos visto como en las últimas décadas, específicamente desde que Luis A. Ferré dejó la gobernación y entró Rafael Hernández Colón, este modelo ha ido probando ser un fracaso. Y no es por culpa del modelo. Es culpa de la manera de ser de los componentes tanto de la rama ejecutiva como la rama legislativa. El pueblo lleva décadas quejándose del abuso del gobierno- cerca de tres generaciones han estado generalmente descontentas con el desempeño, pero al final hacemos lo mismo- intercambiamos los partidos principales cada 4 u 8 años, y con los veteranos que tenemos en la corrupción, es muy poco común que caras nuevas prometan cambios positivos. Al final la influencia de la corrupción y la sed de avaricia van más allá que la dedicación al pueblo que los elige.

Nosotros tenemos un sistema donde cada cuatro años (entiendo que es mucho tiempo, aunque en otros países es peor- seis años) elegimos quienes nos gobernaran tanto en la rama ejecutiva (gobernador, comisiado residente) como en la legislativa (senadores, legisladores) y “tenemos fe” de que resulten en una decisión positiva. Lamentablemente, llevamos cerca de 40 años fracasando en nuestras expectativas cuatrenio tras cuatrenio. Decimos que necesitamos gente nueva, pero la gente nueva es influenciada a nivel privado o de gobierno por la gente veterana en el gobierno. Al momento, no vemos soluciones prácticas con lo que actualmente se tiene.

En nuestro sistema actual una vez uno elige a este grupo de personas, no podemos hacer relativamente nada para sacarlos una vez los eligimos- porque se supone que ellos nos representan y pusimos nuestro voto de confianza en ellos, y es ahora cuestión de que ellos cumplan o si no “somos culpables”, y esto no está lejos de la realidad práctica cuando tenemos un montón de gente que nos han fallado malamente en el pasado aún en el gobierno. Un ejemplo es Thomas Rivera Schatz. Un hombre que llegó a prohibir la presencia del público en sesiones legislativas cuando el pueblo es quien realmente manda y tiene todo el derecho constitucional de presenciar lo que deciden los senadores y legisladores. Y sigue ahí y muchos lo admiran. Asimismo hay muchos legisladores que no están casi nunca disponibles para atender las quejas de las personas a quienes representan. También tenemos otros problemas con la presencia de tantas alcaldías pero esto es tema para otro artículo en el futuro. El pueblo comoquiera una vez los elige tiene que aguantar todas las decisiones implantadas por el gobierno. Porque “se supone” que ellos nos sirvan y cumplan con nuestras expectativas. Se supone.

Ahora es donde entra la solución al problema de que dejemos de seguir permitiendo que el gobierno haga lo que le plazca y que solo cada cuatro años podamos ejercer una influencia decisiva e incisiva. Los primeros tres años (más de mil días) el gobierno puede hacer lo que le da la gana sin que podamos hacer gran cosa. Claro que están los métodos de protesta y todo eso pero sabemos que muchas veces no resultan y pueden terminar en arrestos de civiles y acusaciones de sedición y demás problemas. Tenemos un gobierno que nos controla durante 3 años; el otro año es de campañas. Promesas, planes, y elocuencia que enamora. Caras lindas como la de Ricky Rosselló que con su ojos azules endulzan a las mujeres que deciden que será un buen gobernador por su físico parecido en el 2016. Así se trepó su padre y su gobierno destrozó la economía siendo el mayor influyente de todos los gobernadores en el colapso económico de la isla mientras ahora él vive en una lujosa mansión en el afluente condado de Fairfax en el estado de Virginia. Por cierto, Fortuño también hizo lo mismo. Y ni piensen que el Partido Popular ha sido muy diferente. El pueblo tiene que reaccionar y no hay mejor manera que implantar un modelo donde el pueblo entre de lleno a las decisiones del gobierno. Con la tecnología en nuestras manos podemos implantar ese nuevo modelo de manera efectiva y sin alterar el modus operandi del sistema actual, más bien modificarlo para que se acabe la guachafa de hacer lo que quieren durante más de mil días. Este modelo consiste en que cada legislación, cada idea que salga de la rama ejecutiva y la rama legislativa sea analizada y aprobada por nosotros, el pueblo. En lugar de que la legislatura haga algo y una vez el gobernador firme se convierta en ley, habría un tercer agente que tomará la decisión final: nosotros.

Y es bastante simple. Una vez la legislatura y el gobernador, o digamos presidente, primer ministro o lo que sea que sea la figura máxima del estado, implementan y aprueban una medida, a través de medios como correo regular, correo electrónico o incluso usando sus páginas de plataformas sociales, preguntan al pueblo poniendo una explicación completa pero a la vez breve, que se pueda leer en menos de 5 minutos, sobre la medida que está aprobada por ellos y que necesitaría sólo de nuestra firma. Medidas como pedir un préstamo para cuadrar presupuestos, la crudita, nuevos impuestos, implementación de la pena de muerte y otros, no pasarían si nosotros decimos que no. Usted dirá “pero es que muchas de estas medidas nunca pasarán por nuestro sedazo por razones obvias- nadie quiere aumentos, etc.” Puede ser. Pero si el gobierno no usara tanto los fondos asignados por los federales y de nuestras contribuciones para uso personal, no habría realmente necesidad de aumento en nada. No tenemos que pagar las consecuencias de la avaricia de un gobierno que no importa cuanto recaude siempre intentará lucrarse más y más.

El método es muy simple. Algunos dirán (de hecho ya me lo han dicho) que no todo el mundo usa la tecnología. Puede ser, pero ahora son muchos más los que la usan que antes. Hay un número suficiente de usuarios de e-mails, Facebook y aparte casi todos tenemos correos en nuestras casas o oficinas postales como para que esto no sea nada difícil. Tomaría no más de dos semanas obtener todos los resultados finales para decidir el resultado final. Este método basicamente significa que para toda decisión del gobierno habrá un referéndum pero en la comodidad de nuestras computadoras o casas. Como son medidas individuales, se recibe en el e-mail, se da reply con la votación final y el sistema electrónica saca los resultados y el gobierno recibe estos resultados en breve. Eventualmente se puede hacer totalmente electrónico cuando ya el número de usuarios sea una cantidad que pueda ser usada como una muestra probabilística adecuada para decir “el pueblo decide”. Aquí sería más rápido, no tomaría ni dos días.

Otra modificación al actual sistema es, usando un método similar, cada seis meses (o sea, 7 veces durante el cuatrenio), preguntar al pueblo por su opinión sobre el desempeño del gobierno. Si es favorable, todo opera como siempre. Si no es favorable, se da un aviso al gobierno de que hay que mejorar. Si fallan en la segunda ocasión, se analiza la probabilidad de una nueva elección para sacar específicamente a las personas que no están trabajando como se debe. Por lo tanto, esta medida sería por cada persona en el gobierno, pues si alguien trabaja bien no hay que sacarla. Es algo parecido a los que nos hacen a nosotros en nuestros trabajos. ¿Por qué no aplicarlo al gobierno?

Finalmente, ¿quién sería un agente intermediario para evitar que el gobierno manipule resultados y todo este plan que estoy explicando sea una pérdida de tiempo? Asignar dos agencias privadas independientes que analicen y den los resultados finales. Algo parecido a las casas acreditadoras. Y también podemos usar la rama judicial como una tercera “agencia” que usando su poder judicial “juzga” los resultados y los ratifica y se encarga de que se haga, so pena de que quien en el gobierno no se acate a los resultados sea removido de su puesto. Lo mismo la rama judicial se encarga de sacar a los políticos que no sirven según los “performance appraisals” del pueblo cada seis meses.

Esto me dice a mí que arreglaría mucho en la forma de operar el gobierno manteniendo una democracia más pulcra y adecuada y no lo que tenemos que es una oligarquía y una forma de gobierno que parece imperial y no es para nada democrática.

Si tienes sugerencias pueden dejarme sus opiniones en los comentarios. Cualquier defecto o cosa que no haya tomado en consideración es bienvenido para propósitos de mejorar y modificar el plan. No descarten analizarlo y pensarlo para luego un gran número de personas poder llevarlo a las esferas judiciales o gubernamentales apropiadas y hacer esto una realidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s