Reconfigurando la transportación en Puerto Rico

Puerto Rico cuenta, a pesar de su tamaño, con miles de kilómetros en carreteras; más, en proporción, que estados como California, Florida o Nueva York. Para los que no conocen como funciona la jerarquía de nuestras carreteras, aquí les presento una explicación para después comentar sobre lo que es necesario hacer para que haya una mejor red de la que actualmente hay porque la verdad es que comparado con otros países, Puerto Rico cuenta con una de las redes más avanzadas de carreteras en todo el continente pero también usa un modelo confuso y las condiciones de las carreteras no son las mejores.

Para empezar, están las carreteras principales y sus autopistas paralelas; las carreteras 1, 2 y 3 y sus correspondientes 52, 22 y 66/53. La carretera 1 conecta los dos puntos urbanos más grandes de la isla en su ruta más corta posible (San Juan y Ponce), mientras que la 2 (la carretera más larga del país) transversa la costa oeste (entre los mismos municipios que la 1) y la 3 transversa la costa este (entre San Juan y Salinas donde se une a la 1). Las demás carreteras que van desde la 5 hasta la 251 (no todos los números son usados) son rutas “principales” locales o intermunicipales a lo largo de toda la isla; las que son del orden del 100 al 299 van de oeste a este, como por ejemplo tenemos la 100 en Cabo Rojo, la 110 en Isabela y Moca, la 120 en Sabana Grande, y así hasta la 198 en Humacao, la 200 en Vieques y la 250 en Culebra (el punto más oriental de la isla). Estas rutas (de la 5 a la 251) son rutas primarias; algunas son rutas rurales y otras son urbanas, unas son expresos (como la 18, la 20, la 26, la 30 y la 60) y otras son rutas divididas con semáforos.

Luego tenemos las rutas secundarias y sus ramales, en el orden de los 300 hasta los 900, y los de cuatro dígitos consisten de rutas llamadas “spurs” o ramales de estas. El grid general a lo largo de la isla es como sigue

4   6   8   9

3   5   7

Los municipios siguientes están en el orden de los 300:

Cabo Rojo, Hormigueros, Mayagüez, San Germán, Sabana Grande, Maricao, Lajas, Guánica, Yauco, Guayanilla y Peñuelas

Los municipios siguientes están en el orden de los 400:

Añasco, Rincón, Aguada, Aguadilla, Moca, Isabela, San Sebastián, Las Marías, Quebradillas, Lares, Camuy y Hatillo

Los municipios siguientes están en el orden de los 500:

Ponce, Adjuntas, Jayuya, Juana Díaz,Villalba, Santa Isabel, Coamo y Orocovis

Los municipios siguientes están en el orden de los 600:

Arecibo, Utuado, Barceloneta, Florida, Manatí, Ciales, Morovis, Vega Alta, Vega Baja y Dorado

Los municipios siguientes están en el orden de los 700:

Barranquitas, Comerío, Aguas Buenas, Aibonito, Cayey, Caguas, Cidra, Salinas, Guayama, Patillas y Maunabo

Los municipios siguientes están en el orden de los 800:

Toa Alta, Toa Baja, Cataño, Bayamón, Naranjito, San Juan, Guaynabo, Carolina, Trujillo Alto y Corozal

Los municipios siguientes están en el orden de los 900:

Canóvanas, Loíza, Río Grande, Gurabo, Juncos, Luquillo, Fajardo, Naguabo, Ceiba, Vieques, Las Piedras, San Lorenzo, Yabucoa y Humacao

Culebra es el único municipio que solo tiene dos carreteras- la 250 y la 251.

Si usted memoriza este “grid”, que generalmente cada zona tiene el número más bajo en el sur y el más alto en el norte, no debe perderse o por lo menos si se pierde puede orientarse sobre en qué parte de la isla se encuentra pues como saben la isla no es grande.

Las siguientes carreteras transversan de norte a sur la isla, aparte de la 2 en el oeste, la 3 en el este y la 1 de San Juan a Salinas (junto con la 10 entre Arecibo y Ponce, la 52 paralela a la 1 y la 53 paralela a la 3):

La 119, desde San Germán a Camuy

La 123, desde Ponce a Arecibo (ruta paralela a la 10 que aún a estas alturas no está completada

La 149, desde Manatí hasta Juana Díaz (no recomendable/segura entre Ciales y Villalba)

La 181, desde San Juan hasta Patillas

También hay segmentos de norte a sur con dos carreteras que se conectan:

La 129 desde Arecibo hasta Lares y después la 128 desde Lares hasta Yauco

La 155 desde Vega Baja hasta Coamo y después la 153 entre Coamo y Santa Isabel

De oeste a este, donde la isla mide entre 90 y 110 millas a través del centro no hay una ruta bajo un solo número pero si hay una ruta denominada panorámica, que va de oeste (Mayagüez) a este (Yabucoa) pasando por la Cordillera Central. Esta ruta consta de segmentos o partes completas de las siguientes carreteras: 105, 128, 143, 14, 1, 184, 9940, 182 y 3. Todo este segmento es uno de potencial turístico y yo propondría que se le asigne un solo número a toda la ruta, y que sea un número fácil de recordar. La “carretera 4” no existe en Puerto Rico (existió pero era un corto segmento entre el Teodoro Moscoso y Carolina la cual ahora es conocida como la Ramal 8, que llega hasta la 3) pero hay cerca de medio millón de puertorriqueños en área de Orlando en Florida, donde la única interestatal y ruta principal que pasa a través de todos los parques es la 4, por lo que quizá ya este número para la gente en la isla está asociado a los parques de Orlando; podemos usar entonces el número 50 que tampoco existe en la isla y no hay zonas altamente pobladas de puertorriqueños en Estados Unidos donde pasen por una ruta 50 (estatal o federal). Tampoco existe una Carretera 7, de manera que hay opciones más fáciles para poder recordar toda la ruta panorámica sin necesidad que haya tanta carretera y eso cause el potencial de uno perderse enormemente.

Por tanto, ahora vamos a ver cuál es el problema con nuestra red de carreteras. Acabo de explicar lo que sucede con la ruta panorámica, que junto con el hecho de que no está debidamente rotulada a lo largo de su extensión, hace que personas que quieran transversarla se pierdan a lo largo del trayecto.

La rotulación en el centro de la isla es sumamente mediocre. Carreteras principales se conectan pero no hay, en todas las intersecciones, letreros que anuncien la intersección entre las carreteras haciendo que por ejemplo, si quieres pasar de la PR-146 a la PR-140 no puedas porque el letrero para la PR-140 no está por ningún sitio y no sabes cuál carretera es la PR-140 por tanto, lo pasas. En el centro de la isla la conexión a GPS no es buena por lo que es normal ni siquiera tener señal de teléfono, lo cual hace de un paseo que debería ser uno de gozo en uno de tensión y ansiedad porque si te pierdes no sabes que hacer y si no conoces el área pueden surgir problemas. Tampoco es común ver muchas gasolineras en el área del centro.

Un día mientras yo iba buscando una ruta entre Morovis y Ciales, llegué a Orocovis y buscando una ruta, terminé en una calle sin salida en una ruta angosta, muy angosta, con un precipicio a mi derecha. No podía virar la guagua, tuve que dar en reversa, aparte de que la cuesta era curva, con las piernas que me temblaban de miedo. Todo porque en ningún lado había un letrero de calle sin salida. Esto es parte de lo que hace una travesía de un paseo agradable en uno que daña el día. Así no fomentamos el turismo; le pasa esto a extranjeros y sencillamente pueden pensar en terminar no volver nunca a la isla. En Ponce, un muchacho y su pareja se perdieron y por terminar en una zona equivocada en un área peligrosa, uno de ellos terminó acribillado a tiros. Hay carreteras que literalmente terminan en una casa- uno no sabe cómo es quien vive y quien puede pensar si uno se perdió o si va con malas intenciones.

Por tanto, la rotulación es un problema craso en las carreteras del país. Carreteras que después de varias intersecciones no ves en cuál estas y crees que estás en una y después de 10 minutos te percatas que estás en otra; carreteras que se convierten en calles locales sin que te des cuenta; carreteras que no te dicen por dónde vas ni cuánto falta para llegar a un punto de referencia. No hay letreros que te ayuden a encontrar una gasolinera en caso que esté tu tanque en peligro de vaciarse y más en el centro de la isla donde no abundan tanto como en las costas.

El ataponamiento en el país en gran medida se debe a una falta de conexiones apropiadas entre rutas principales. En Estados Unidos muchas ciudades tienen lo que se llaman “perímetros” o “carreteras periféricas”, como por ejemplo Atlanta, Washington D.C., Dallas, y otros. Aunque San Juan no puede tener una periferia completa porque sus límites al norte bordean con el Océano Atlántico, además de que hay muchas montañas alrededor que ya están habitadas, puede tener unas conexiones más adecuadas. Las autopistas principales en el área de San Juan no son la PR-22, la PR-26, la PR-18, la PR-22 y en suburbio de Guaynabo la PR-20. Tomemos como ejemplo este expreso: no tiene ninguna conexión con otro expreso en la zona (aunque donde termina en la 2 al norte es casi expreso y ésta a su vez tiene una intersección con la 22. Este expreso termina en una ruta con luces (la 1) bastante alejada de la 52, por lo que el tránsito en rutas como la 1 y la 2 se mantienen muy fuertes; la 20 debería tener alguna conexión en la 52 entre Caguas y San Juan. Tenemos entonces la autopista 53 entre Guayama y Fajardo que lleva 22 años sin completarse con la mitad de la autopista sin construir. La autopista pasa por una parte que es muy alto frente al mar (Yabucoa) y es mandatorio la construcción de túneles para evitar afectar el ambiente del área. Uno de los túneles están terminados, pero el otro ni siquiera se ha comenzado porque además de ser más largo, requiere mucho más dinero que como saben, por la crisis fiscal a la que nos ha llevado el gobierno, no hay. Lo mismo pasa con la 22 entre Hatillo y Aguadilla, donde posiblemente haga falta crear un “merger” con la 2 en la zona de Guajataca para no afectar el medio ambiente en la zona noroeste.

Comparado con otros países, incluso más grandes, Puerto Rico tiene una red bastante cómoda de carreteras, casi toda esta red asfaltada. Hay una ruta que es casi una autopista entre Mayagüez y Ponce; está también la 30 entre Caguas y Humacao y la 2 completa es una ruta dividida de dos carriles por dirección o más, igual la 3 entre Carolina y Fajardo y entre Arroyo casi Patillas y Guayama. La 1 es dividida de cuatro carriles entre San Juan y Caguas, y tenemos varias rutas “directas” cómodas entre muchos municipios centrales  y las costas: llegar a municipios como Moca, San Sebastián, Lares, Las Marías, Villalba, Adjuntas, Utuado, Ciales, Florida, Morovis, Corozal, Naranjito, Aguas Buenas, Cidra, San Lorenzo y Coamo ya no requieren “rutas con curvas”. Otros requieren menos tiempo que antes como Jayuya, Aibonito, Barranquitas y Orocovis.

Pero hay un problema: el asfaltado. Las carreteras 10 y 30, en verios segmentos, están en condiciones deplorables. Ya la 30 comenzará a ser arreglada pronto, pero tenemos muchas carreteras en unas condiciones inaceptables en toda la isla, y aunque tenemos unos suelos complejos aparte de un tráfico muy pesado en proporción a otros lugares incluyendo varios estados de la unión americana, que no facilitan el que éstas se mantengan en las condiciones deseadas, sí debe haber un compromiso mayor para darles mucho más mantenimiento que la que se le da.

Por tanto, en resumen lo siguiente necesita mejorar:

  1. Asignar un sistema numérico más adecuado para evitar confusión
  2. Completar las carreteras que faltan por terminar
  3. Rotular en todos los puntos donde una persona pueda o necesite que se le deje saber dónde está y hacia dónde debe dirigirse
  4. Asfaltado

También se puede considerar eliminar carreteras que no tengan ningún propósito, especialmente si la gente se va de la isla y las casas quedan abandonadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s