La influencia negativa de los medios de comunicación en la sociedad

Hemos dicho muchas veces que nuestras sociedades no se encuentran bien, en términos de salud mental. Obviamente se ha visto la evidencia de esto en la merma en los empleos, el aumento en el crimen, la depresión, los suicidios y por lo general, en la decadencia social que abunda. La hospitalidad ha mermado, el sentido de compañerismo ha sido sustituído por el individualismo y el “cada quién con su vida”, lo que aumenta el sentido de soledad que psicológicamente afecta la mente humana.

También hemos tratado de analizar las causas para ésto, las raíces, el hecho de que el entorno en que vivimos ayuda a que seamos personas más sociables o más aisladas. Pero la realidad es que en Estados Unidos y Puerto Rico se ha fomentado una cultura de individualismo, ya sea por la tecnología- ahora la gente anda con los teléfonos inteligentes todo el tiempo encima y antes donde habían conversaciones ahora lo que hay son personas pendientes a sus teléfonos y socializando menos. Y esto se ve en todo tipo de esferas donde hay personas juntas- trabajos, escuelas, universidades, fiestas, etc.

Pero no hemos atendido otro asunto que ha impulsado el deterioro social en nuestras sociedades de Estados Unidos y Latinoamérica, y posiblemente en el resto del mundo; la influencia negativa de los medios de comunicación- noticias, porgramas de televisión y la radio, la prensa escrita, etc.

Hace dos años el periódico Primera Hora me suspendió de comentar en su página cuando en un foro de una noticia en Facebook, de un niño bailarín inglés que estaba siendo atacado con insultos homofóbicos, yo denuncié la hipocresía de quienes lo hacían, quienes posiblemente también estaban agradeciendo a Dios por el desvío del amenazante huracán Gonzalo en ese mismo tiempo. Un ejemplo de lo que es la prensa más mediocre y chabacana que hay en la isla, este subsidiario de las empresas Ferré-Rangel se basa más en farándula y noticias sin sustancia para el mejoramiento social. Pero el resto de la prensa escrita no se queda atrás en cuanto al enfoque en asuntos que no representan ninguna importancia para la sociedad puertorriqueña. El día que el resto del planeta reportaba sobre el descubrimiento de las ondas gravitacionales, todos los medios en la isla se enfocaron en la política local e incluso El Vocero publicó un artículo sobre la hija de Adamari López que ya empezó a caminar.

Los medios de radio y televisión no se quedan atrás. En Puerto Rico siempre ha habido un agrado por la vulgaridad, desde que soy niño. Programas como No Te Duermas y La Comay estaban #1, y aunque en el caso de ésta última daba a veces reportajes de importancia social- como el asunto del asesinato de Lorenzo González Cacho, su enfoque era los chismes. Los medios en la isla- por lo menos lo que son los medios conocidos: Telemundo, WAPA y Univisión (anteriormente Tele-Once) nunca han sido asiduos de dar programas educativos, especialmente en estos tiempos. Si bien es cierto que para los ’80’s y ’90’s habían programas para niños (Telecómicas, Chicola, etc.) en varios períodos del día así como en las mañanas de los sábados y domingos, hoy día casi todo lo ofrecido por la televisión local está orientado a la población adulta. Y los temas que interesan a los adultos se tratan de manera muy vulgar, muy ordinaria y no fomentan el intelecto.

Hay una necesidad, aparentemente motivado por el deseo de hacer dinero, de fomentar el morbo y lo inapropiado porque como dicen por ahí, “lo prohibido atrae”. Ahora las novelas que abundan son de temática social pero se tratan de una forma que no aparentan dar una enseñanza positiva. Sí, situaciones como las que se ven en las narconovelas no son irreales y tenemos que entender que en nuestro mundo hay mucha maldad, pero como todo- nuestro interés no puede girar solo alrededor de lo negativo que nos rodea. Este negativismo rampante hace que la población viva con más miedos, con menos deseos de aprender y analizar las cosas como se debe. Ciertamente el entretenimiento es parte de la oferta que dan los medios y en cierto punto tienen su necesidad en el sentido de relajar a los televidentes o radiooyentes, o lectores, pero hay que reenfocar también algo de lo que se publica en cosas que rete nuestro intelecto.

En las noticias a veces ponen en los videoreportajes imágenes con sangre, enfocan un poco a los cadáveres en noticias de asesinatos, y no solo hay morbo en reportajes de criminalidad- el enfoque en la politiquería, los chismes y la exposición de problemas sin soluciones- muy típico en analistas de economía y política en medios, son aspectos que no ayudan a la salud mental de un pueblo que actualmente considera cómico lo que no lo es. El tema del sexo rara vez se toma de manera seria, prevalecen los comentarios sexistas, la homofobia y los prejuicios, lo cual alimenta la carencia de educación sobre estos temas y junto con el toque nefasto del fundamentalismo religioso, elimina toda posibilidad de que la persona pueda crecer intelectualmente y hoy en día tenemos a una población adulta altamente controlada por las opiniones del “qué dirán”. En fin, los medios locales que prefieren ver la masa lo que reciben es información que en lugar de desarrollar el intelecto, lo debilitan. En las comedias y programas que no tienen que ver con noticias, persiste una visión machista, heteronormativa y sobre todo cristianonormativa, al punto que personas que no tienen creencias religiosas son incluso objeto de burla por parte de los medios, o vistas como “fenómenos raros”. Y dan casi nada o nada de programas de ciencia. La serie de Neil DeGrasse Tyson- quien de hecho, tiene sangre boricua por parte de sus abuelos y nunca nadie en los medios ha dicho nada de él, siendo uno de los astrofísicos más influyentes del planeta- Cosmos, inspirada en la serie original del científico Carl Sagan, jamás ha sido transmitido en la televisión local. Claro, ahora se encuentra en Netflix al alcance de todos, pero si se pueden dar series chabacanas o series que infunden religiosidad, ¿por qué no ofrecer opciones para los que nos gusta la ciencia? Exacto: ratings. Por lo menos en Puerto Rico los programas de ciencia “aburren” a la masa, y prefieren ver un programa de chismes o novelas de temática fresa.

Y es con esto que quiero terminar el artículo: como casi todo negocio en nuestro sistema capitalista, la misión de los medios hoy día no es entretenerlo a usted, ni mantenerlo debidamente informado. Las noticias positivas o educativas en nuestro país no generan ratings porque se nos ha programado con un aparente instinto de criticarlo todo. En las pocas noticias positivas, o programas positivos que hay en los medios escritos y orales, la gente busca aquello negativo que pueda haber para criticar. Si bien es cierto que a veces dentro de lo positivo pueden haber fallas, y a veces es necesario señalarlas- como por ejemplo, el uso del tema de rapto de niños o el bullying a los ancianos en un reciente programa de comedia local, la realidad es que tampoco es saludable buscar todo lo negativo que pueda haber al punto de verlo donde no lo hay. Pero los medios con tal de tener ganancias monetarias, ofrecen programas de pobre calidad que mantienen a la gente entretenida y distraída, en lugar de educada o informada como se debe. Ir por ahí y ver a la gente hablando de famosos, de chismes, de problemas de gente que no conocen en la vida real, en lugar de cosas que nos competen como el calentamiento global, la conservación de la naturaleza u otros temas, muestra que no hay mucha educación en la población adulta.

No voy a ser injusto en que nunca se tocan temas de índole social en los medios- sí, a veces sí, especialmente en los programas de radio. Pero no se tocan de la manera consistente que se deberían tocar y todavía no se trabaja con el grandísimo problema del sexismo y la homofobia subsiguiente para que la población empiece a abrir su mente a un mundo diverso, variado y donde no todo es blanco y negro.

Advertisements

One thought on “La influencia negativa de los medios de comunicación en la sociedad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s