Crímenes cibernéticos: Modalidad para atacar personas inocentes

En la era cibernética habemos muchas personas que usamos las redes sociales para diferentes motivos. Algunos lo usan para fines de educar, compartir nuevas ideas, buscar hacer amistades, o aprender entre otras cosas positivas; otros lo usan para cosas no tan buenas. Sabemos que el Internet es una herramienta a la disposición de todo tipo de personas, incluyendo criminales.

Las redes sociales han cambiado la forma en la que participamos socialmente, tanto a nivel personal o doméstico como a nivel profesonal, académico o incluso con los medios. Éstos últimos por ejemplo tienen páginas en las cuales los internautas pueden exponer opiniones, y ahora redes como Facebook permiten que otros reaccionen a comentarios hechos, lo cual ha servido para cosas buenas y malas.

Al principio de este mes, un día después que yo reaccionara al hecho de que Donald Trump está siendo favorecido por el pueblo americano y miles de personas dieran “like”, aparecio un “post” falso bajo mi nombre expresando una atrocidad, lo cual me obligó a ir a la Policía a hacer una querella. Afortunadamente no hubo mucho alarde y las páginas que compartieron la atrocidad no lo dejaron por mucho tiempo y muchas personas se dieron cuenta que fue una difamación de autoría desconocida, pero esto sucede constantemente en las redes y personas pueden o han sido difamadas al punto en que sus reputaciones se ven afectadas, amigos los borran de sus redes y a veces hasta tienen que alejarse de no solo de las redes sino del público en general por temor a ser atacadas.

Tenemos que entender que vivimos en un mundo donde hay muchas personas malas- y cuando digo malas me refiero a que no tienen escrúpulos, son capaces de todo aún arriesgándose a que sean atrapados en su maldad. Es noble que uno quiera enviar un mensaje en las redes que ayude a educar un pueblo que está sumiso en el fanatismo religioso, político, en los estereotipos, en la homofobia y en todo tipo de ignorancia, pero hay personas- que no son precisamente gente ignorante- que viven de la ignorancia y de la ingenuidad de una mayoría. Estas personas pueden ser líderes religiosos, políticos de alto renombre, personas con poder económico… éstas personas, cuando no tienen escrúpulos, saben que tienen la ventaja de que probablemente puedan burlar la justicia. En las redes nos da tentación de responder a comentarios ignorantes, pero a veces nos toparemos con personas que no solo no se quieren quedar “dadas” en las redes sino que actúan con maldad amenazando y difamando. Tomemos en cuenta que muchas de estas personas saben hackear cuentas, haciendo lo que me hicieron a mí y muchos otros y arriesgando nuestra seguridad con tal de hacer daño.

Las autoridades tienen programas que atienden este tipo de problemas, pero así mismos los hackers buscan la manera de cometer delitos de manera tan discreta que no es fácil rastrearlos. Las personas en mayor riesgo son las personas conocidas- y especialmente los hombres, solteros y/u homosexuales, y personas con antecedentes penales, así como gente famosa.

¿Es justo que las buenas personas debamos limitarnos o inhibirnos en las redes por temor a ser atacados por personas malas? Es cierto que si uno no hace nada que tenga que lamentar no hay que tener temor, pero no ignoremos que muchas personas han fabricado casos totalmente falsos pero tan bien elaborados que parecen reales y hay inocentes presos y con reputaciones destrozadas a causa de estas personas malas e inescrupulosas. Vivimos en una era donde los riesgos son inevitables, pero muchos de estos riesgos han llevado a personas inocentes a ser tratadas como no son, nunca pudiendo ser reinvindicadas o si lo son, es después que mueren (muchos los cuales son a causa del suicidio).

Conocemos personas que creen en uno, pero lamentablemente hay personas que- a veces sin motivo- nos odian tanto que maquinan y buscan la manera de hacernos daño. A veces una simple discrepancia política o teológica hace que muchos pierdan la compostura. Hay personas que se obsesionan con uno y no descansan hasta buscar como destruirnos. Es por eso que hay que tener mucho cuidado con lo que uno expresa en medios donde abunda mucha gente sin educación o incluso con educación pero con problemas de salud mental.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s