¿Necesita Puerto Rico la junta de control fiscal?

Desde 1973, Puerto Rico ha tenido unos gobiernos que se han “esmerado” en darse la buena vida a costa el pueblo. Millones de dólares al año se malversan- dinero que viene tanto del erario como de fondos federales- para que alcaldes, legisladores, senadores y políticos junto con amigos y familiares de éstos puedan vivir como reyes. Dos partidos políticos se han encargado de llevar a la isla a un inminente colapso: el Partido Nuevo Progresista y el Partido Popular Democrático.
Olvidemos los ideales que éstos representan (la estadidad y la libre asociación, o colonialismo) y enfoquémonos en la realidad de que tenemos unos servicios que no están en su máxima capacidad. Tenemos varias carreteras que están en malas condiciones. Muchas escuelas públicas carecen de maestros, los servicos médicos pueden estar en mucho mejor posición. En muchas comunidades hay problemas de servicio de electricidad y agua potable. Instituciones del gobierno como la Autoridad de Energía Eléctrica, la Autoridad de Carreteras y el Departamento de Educación operan con pérdidas cuantiosas, la Universidad de Puerto Rico cada día enfrenta mayores dificultades a causa de presidentes ineficientes y el constante aumento de lo impuestos y la poca tolerancia del gobierno a ser flexible ante la situación difícil de muchos puertorriqueños crean un malestar generalizado que aumenta.
Estamos en el 2016; han pasado 43 años, casi dos generaciones y medio desde el comienzo de una era de corrupción salvaje y rampante, y el gobierno de Estados Unidos se cansó del abuso. Y ahora con la pronta apertura al comercio de una virgen y muchísimo más grande y prometedora Cuba, la cosa pinta muy mala para la isla. Pero lo complica aún más el problema más grande de todos: la fidelidad de la sociedad puertorriqueña a estos dos partidos saqueadores y criminales.

Muchas personas- aún fuera de la militación de estos partidos, se oponen a esta junta. Por supuesto, la junta no es otra cosa sino un gobierno impuesto por Estados Unidos para que se encargue de las finanzas, lo cual a su vez significa que ésta tomaría las decisiones finales sobre diferentes entidades en la isla. Entiendo que para muchos esto es indigno, humillante y es la forma de decirnos que no tenemos la capacidad de auto-gobernarnos y echar adelante sin la ayuda de nuestro amo y señor, Estados Unidos. Pero preguntémonos… ¿No es eso lo que hemos demostrado con nuestro comportamiento como pueblo?
La junta de control fiscal no es democrática, pero recordemos que nosotros no somos un país independiente. El reclamo que hacen muchos de que Estados Unidos no puede someter esta junta no es válido porque somos una COLONIA. Los únicos que pueden oponerse legalmente contra un sometimiento de un gobierno por parte de otro lugar son los países independientes; Estados Unidos puede hacer lo que desee con Puerto Rico mientras siga los parámetros de su Constitución. Esto significa que tampoco podemos demandar que se eliminen las leyes de cabotaje que tanto debilitan la economía local.
Gente: entiendan que la única salida libre a los problemas económicos de la isla es la independencia. No podemos pretender que Estados Unidos nos ayude económicamente, tras 43 años de saqueo a los fondos y dineros obtenidos de las contribuciones y siga confiando en estos en que van a “mejorar la cosa”. Cuando los congresistas ven que el pueblo sigue confiando en unos partidos que han robado y mentido por tantos años, que Ricky está al frente en las encuestas, que más del 90% de la población sigue pintada de rojo y azul, y que los mismos que han dicho que la cosa pinta mala no se reducen sus salarios, sus dietas, sus beneficios y siguen usando el dinero tan irresponsablemente, evidentemente tienen todo el derecho de querer imponer una junta que se encargue de lo que no ha podido el gobierno escogido por un pueblo mediocre. Eso claro, a menos que el pueblo quiera la independencia. 
¿Que la junta de control fiscal viene a hacer cosas que no les va a gustar al pueblo? ¿Y entonces que quieren? ¿Seguir en lo mismo? Que la bomba de tiempo siga corriendo hasta que explote y Estados Unidos por enfocarse en Cuba y otras cosas decida que ya que no cooperamos, nos las arreglemos solos? Lo último sería lo ideal, pero claro, las generaciones criadas abrazando la mediocridad y la vulgaridad no lo entienden y creen que si enfrentamos la situación solos, colapsaremos. Entonces tienen que decidir: la junta de comité fiscal o la independencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s