¿Por qué la gente consume drogas?

El consumo de alguna sustancia que altere el funcionamiento el ser humano ha sido milenario. Desde sustancias que se pueden extraer directamente de las plantas o la misma tierra hasta los que son procesados en farmacéuticas, farmacias y en el bajo mundo, el uso de las llamadas sustancias controladas o drogas sirven principalmente a un propósito: aliviar de alguna forma (emocional, física) a las personas.

Para comprender esto, hay que señalar la verdadera razón para el uso de las drogas para dicho propósito. Los medios comunicativos vagamente tocan el asunto limitándose a hablar de las consecuencias físicas a la salud a corto y largo plazo; no tocan precisamente lo más importante: cómo el diario vivir tan acelerado ha obligado prácticamente a depender de las drogas ya sea que se consuman legal o ilegalmente.

Estrés

El estrés o ansiedad es una las raíces más comunes para el masivo consumo de drogas alrededor del planeta- especialmente las legales. ¿Ustedes creen que la gente consume alcohol meramente por su sabor? El alcohol ayuda a bajar la inhibición de los humanos a expresarse. Su consumo moderado permite al bebedor mantener control de sus emociones y comportamiento en general, más su uso en exceso hacer perder la habilidad de razonar y la persona solo actúa por puro instinto animal. Por lo general se puede decir que el consumo de alcohol se debe a que permite a las personas dejar un poco las tensiones y problemas del diario vivir a un lado, al menos temporalmente, mientras se trata de disfrutar del momento social- es por eso que normalmente en reuniones típicas entre amigos o familiares o en citas románticas hay alguna bebida alcohólica presente- ya sea cerveza, vino, sidra o champagne entre otros; entonces, ¿pueden funcionar las personas socialmente bien sin la presencia de alcohol en sus sistemas, o alguna otra droga que inhibe las tensiones y la ansiedad? Creo que esto depende de la fortaleza mental de una persona para procesar éstas. Recordemos que situaciones tan comunes y recurrentes como un mal día en el trabajo, una discusión en el hogar, una mala noticia, o algún evento inesperado negativo pueden causar distintos niveles de ansiedad, a veces intensos que no permiten a la persona funcionar bien, por lo que el efecto tranquilizador de una copa o una lata de cerveza baja esa intensidad- funciona como una medicina. Lo que he mencionado sobre el alcohol también aplica a otras drogas de poco efecto neurológico (por lo menos a corto plazo) como la nicotina o el cannabis (consumidos moderadamente). En el caso de estos dos últimos puede ponerse en riesgo la salud física. No me atrevo a decir que todos los humanos poseemos la capacidad de funcionar socialmente sin ayuda de alguna droga como el alcohol, pues las personas somos diferentes y nuestras personalidades y caracteres juegan un rol importante en cómo nos desempeñamos socialmente.

2. Depresión

A veces nos preguntamos por qué la humanidad ha hecho del mundo uno donde el estrés y la ansiedad son la orden del día en casi todos los aspectos. Es cierto que a veces éstos son inevitables, pero sabemos muy bien que gran parte de las complicaciones que enfrentamos día a día son hasta cierto punto innecesarias y viciosas. Ejemplos: padres que obligan a sus hijos a hacer cosas con las que no cuentan con el talento o la capacidad, empleadores que constantemente acosan y amenazan a sus subalternos, los medios noticiosos que insistan en informar de manera exagerada, sensacionalista y amarillista lo que sucede en nuestros países; nos podemos levantar con la resolución de que tendremos un buen día, pero los problemas llegan y es básicamente imposible escapar de los “vientos” de la ansiedad. 

En ocasiones las personas se cansan de luchar contra la corriente y asumen una postura pesimista de la vida. Es fácil para algunas personas juzgar y criticar a quienes toman esa actitud, las acusan de ser “negativas” y “generar malas vibras”, y las rechazan y desplazan, pero cuando las circunstancias y experiencia de vida no son las que harían de una persona una feliz, es prácticamente involuntario que dicha persona caiga en la depresión.

La depresión, contrario a la ansiedad, no se puede controlar con tanta facilidad y en cierto punto y en algunos casos no se puede controlar sin ayuda externa. Al igual que pasa con la ansiedad, la mayoría de las personas recurren a las drogas para sentir alivio. En el caso de la depresión las drogas que se consumen suelen ser más potentes ya que el dolor emocional causado por la depresión no se disipa tan rápida y fácilmente. Algunas de las drogas más comunes usadas por la gente que sufre de algún tipo de depresión y no es bajo receta (o sea, ilegalmente) incluyen Percocet y Xanax, así como la heroína y otros opioides.

A una persona depresiva no la puedes motivar haciendo comparaciones con otras personas, señalando faltas o defectos, y mucho menos juzgándola como débil. En la sociedad se mantiene un status quo donde sólo se acepta como válido aquello que es aceptado culturalmente, por lo que es esperarse que comunidades como la homosexual por ejemplo sean más propensos a depresión. También ocurre mucho en personas extremadamente populares (con algunas excepciones) cuando se dan cuenta que su popularidad no es debido a lo que son, sino lo que hacen. El poseer mucha riqueza los hace muy llamativos a los demás, y si son figuras públicas pierden privacidad, son acosados constantemente y no tienen el tiempo suficiente, o por lo menos la intención, de cultivar el espíritu- es decir, comunicarse con sus conciencias- y son propensos a la depresión. En algunos casos se suicidan, lo cual muestra el nivel severo de depresión al que pueden llegar. El consumo de las drogas potentes mencionadas alivian temporalmente la depresión.

3. Presiones externas

Brevemente opino sobre el caso de los que son más jóvenes e inmaduros: las presiones externas para el consumo de drogas a los que no tienen la experiencia de vida suficiente para entender las consecuencias de su consumo. Esto especialmente en jóvenes que son víctimas de abuso o son criados en hogares exageradamente estrictos o en el lado inverso, con padres que no se ocupan adecuadamente de ellos. También personas con carácter débil y que se dejan controlar o carecen de criterio propio están en mayor riesgo. Para la mayoría de las personas jóvenes la aceptación social es sumamente importante. Las herramientas para lidiar con presiones externas no son innatas.

4. ¿Cómo evitar el consumo de drogas ilegales y controlar el consumo de drogas legales?

Las campañas en contra del consumo de drogas han sido, por lo menos en mi país de Puerto Rico, flojas y mediocres, por no decir anticuadas y obsoletas. Como mencioné, se enfocan demasiado en lo visual y no en las raíces del problema. Las alternativas que sugieren para combatir adecuadamente la ansiedad y la depresión no son efectivas, al menos no si no se trabaja con la raíz. Es cierto que realizar actividades físicas, como deportes o artes visuales, música, etc. ayudan neurológicamente pero también hay que educarse intelectualmente. La educación académica no tiene mucho que ver: millones de profesionales son usuarios de drogas, legales y no legales. Es fundamental el desarrollo del espíritu y cultivar la educación intelectual: leer, escuchar y meditar. Sin estas tres herramientas cualquier persona es presa fácil de las drogas. En los niños y jóvenes es crucial el apoyo de los padres, maestros y adultos responsables. Hay que aceptarlos como son y corregir solo aquello que globalmente es negativo. No vale de nada discutir sobre las consecuencias a la salud por causa de las drogas si la salud espiritual y emocional son precarias.

Para concluir, el consumo de drogas legales con moderación no es malo y en muchos casos es recomendable, siempre vamos a necesitar un “empujoncito” aunque sea por químicos o influencia no naturales en el cerebro. Pero nunca se puede reemplazar la ayuda psicológica, la meditación y el análisis racional de soluciones a los problemas de la ansiedad y depresión por drogas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s